El Mallorca B 1998/1999

Escrito el sábado, 23 de junio de 2012 · 0 comentarios

La temporada 1998/1999 ha sido la única en la que el filial del Mallorca ha estado en 2ª División. Fue una temporada en la que el equipo fue de más a menos. Un comienzo fulgurante con victorias ante el Barça B y el Albacete nos hicieron ponernos líderes, pero poco a poco el equipo fue a menos, y una larguísima competición con 42 partidos tampoco ayudó a que un equipo joven y de calidad pudiera conservar la categoría. El cambio de entrenador de Chico Linares a Nando Pons no hizo más que crear confusión y caos. Que jugaran 27 jugadores diferente es buen botón de muestra de ir dando bandazos de un lado para otro sin saber muy bien por donde tirar. Sí, 27 jugadores, pero ¿qué fue de ellos? Ahora lo sabremos.

1. Sergio Granados Oliver. Acusado de haberse vendido en el partido Málaga-Terrasa para que los de la costa del sol ascendieran a segunda división, días después fichaba por el Mallorca. El Málaga era otro club de la "esfera" de Antonio Asensio y resultó todo muy sospechoso. 
2. Antonio Jesús Marfil Roca "Caracol". Fue un defensa cedido por el Málaga. Tras ese año su carrera, con un breve paso por la ligra griega en el Ionikos, se desarrolló en Segunda B y categorías inferiores.
3. Fernando José Porto Collazo. Tras jugar en el Celta B, Barça B y Numancia llegó al Mallorca ya con 24 años. Como en tantos casos su carrera fue irregular: Leganés en 2ª División y un paso por la liga portuguesa en el Farense y el Nacional de Madeira antes de perderse por 2ª B y 3ª.
4. José Luis Martí Soler. Llegó a debutar en la primera plantilla de forma testimonial. Luego tuvo que irse a Tenerife y Sevilla para que su fútbol fuera reconocido y valorado.
5. Iván Rodríguez Rabell "Ivo". Llegó a debutar con la primera plantilla del Atlético de Madrid, club desde el que llegó al Mallorca, donde no tuvo hueco en la primera plantilla. Volvió a saborear las mieles de la 1ª División en el Oviedo. Después su carrera fue decayendo hacia la 2ª B y la 3ª.
6. Mauro Javier Potenzoni. Internacional juvenil con la albiceleste, llegó al Mallorca desde Argentinos Juniors. Tras abandonar su aventura europea con el Mallorca se dedicó a su gran pasión: la música, siendo bajista de varios grupos y solistas en Argentina.
7. Rafael Sastre Reus. Tras conseguir el ascenso fue uno de los jugadores que se mantuvieron en la plantilla. Se tuvo que buscar las habichuelas fuera de la isla, primero en Cádiz y luego muchos años en el Sporting, donde llegó a ser capitán. Está acabando su carrera deportiva en la S.D. Huesca.
8. Rodrigo Braña. El Argentino es uno de los que mejor palmarés tiene tras su paso por el Mallorca. Fichado del Quilmes, su temporada no fue muy buena, lo que hizo que regresara a Argentina, primero a Unión Santa Fe, luego a Quilmes y a Estudiantes, con quien se proclamó campeón de la Copa Libertadores y debutó en la selección albiceleste.
9. Albert Luque Martos. Fichado del Barça B, Cúper no creyó excesivamente en él "tiene que llevarse muchas patadas en Segunda" por lo que fue cedido un año al Málaga. Al final triunfó en el Mallorca y fue traspasado al Deportivo. Jugó el Mundial de Corea y Japón 2002. Su carrera finalizó yendo a menos en el Newcastle, Ajax y Málaga.
10. José Antonio Maldonado Medrano. El zurdo sevillano fue uno de los fijos en las alineaciones. Tras salir del Mallorca se fue al Lleida con el que descendió a 2ª B, categoría que en lo personal ya no abandonó.
12. Douglas Mizuno Calice. El brasileño, fichado como una apuesta de futuro para el primer equipo y con un palmarés excelente tras su paso por el Sao Paulo, no dio la talla y solo participó en 3 partidos. Volvió a Brasil donde desarrolló una triste carrera. Un año en el Westerloo Belga fue el fin de su carrera.
13. Raúl Valbuena Cano. El portero madrileño, tras dejar el Mallorca jugó en el Toledo, Albacete y Zaragoza, equipo en el que tuvo su mejor etapa al conseguir un ascenso a 1ª y una Copa del Rey.
14. Diego Tristán Herrera. Poco que decir de Diegol. Tras triunfar en el Mallorca se fue al Depor, allí lo consiguió todo y, poco a poco su carrera declinó en su segunda etapa en el Mallorca, Livorno, West Ham y Cádiz.
15. Alyson Roberio Silva Oliveira. Este brasileño, lo más conocido que hizo fue falsificar su pasaporte para ser comunitario. Tras el Mallorca se fue al Hércules y de allí a los Dorados de México y de vuelta a Brasil a equipos menores.
16. Fernando Ortiz. Fichado de las inferiores de Boca Juniors, tras no poder quedarse en el Mallorca volvió a su país donde tuvo una buena carrera, emigrando luego a México donde fue elegido mejor defensa central en el año 2008.
17. Felipe Vaqueriza Rodríguez. Tras abandonar el Mallorca sin pena ni gloria, se fue al Murcia y luego al Nástic de Tarragona, antes de recalar en la 3ª División madrileña.
18. Álvaro Novo Ramírez. Llegó al primer equipo, con debut en el Bernabéu incluído, y fue traspasado al Atlético de Madrid y de allí pasó a la Real Sociedad.
19. Juan Alberto Ramón Escalas. Llegó al segundo equipo tras haber mamado muchos años de "Miquel Nadal". Tras no poder triunfar en su tierra probó fortuna en el Atlético de Madrid B, Lleida, Elche y Leganés en 2ª División y Talavera, Granada y At. Baleares en 2ª B. Actualmente lo vemos con los veteranos del Mallorca marcando goles espectaculares de los suyos, de los de siempre.
20. Miguel Ángel Valerón Santana. El que era considerado el hermano bueno no llegó a recuperarse completamente de la lesión que sufrió en la U.D. Las Palmas. Tras su paso por el filial probó fortuna en el Conquense y Depor B. Se retiró en el año 2000.
21. Raúl Valencia Muñoz. Tras dejar el Mallorca se fue al Albacete y luego al Girona. Se hizo representante de jugadores.
22. José Luis Rondo Polo. Otro de los que mamó "Miquel Nadal" por un tubo. Tras cerrársele las puertas del Mallorca anduvo por el Getafe, Elche, Castellón, Algeciras y Vecindario antes de vovler a la isla. Fue internacional con Guinea Ecuatorial.
24. Álvaro Cámara Rey. Tras estar tres años en el filial desarrolló su carrera entre la 2ª y la 2ª B: Córdoba, Fuenlabrada y Hércules sobre todo.
25. Leonardo Noeren Franco. El de San Nicolas fue otro de los pocos que triunfó en el Mallorca. Después pasó por el Atlético de Madrid, Galatasaray y Zaragoza.
26. José Jesús Perera López. Muy de moda actualmente, el extremeño debutó en el Mallorca B siendo aún juvenil. Luego, tras dos grandes temporadas en el Albacete fue repescado, pero nunca consiguió ser titular indiscutible. Celta, Rayo, Elche y Atlético Baleares cierran su carrera de momento.
27. Miquel Buades Crespí. También debutó como juvenil. Desarrolló la mayor y mejor parte de su carrera en el Albacete.
28. Joao Soares Da Mota Neto. Inseparable del otro brasileño Alyson, tras dejar el Mallorca volvió a Brasil, desde donde dio el salto a la liga Coreana con buenos registros goleadores. También se vio involucrado en el caso de los pasaportes falsos.
29. Iván Peñaranda Llauradó. Tras dejar el Mallorca fue fichado por el A.C. Milan, lo que implicaba que desde ese momento su carrera solo podía ir a menos, como así fue, con pasos por la liga portuguesa y la azerí.

A parte de los que se consagraron, yo guardo buen recuerdo de Potenzoni, Ortiz, Raúl Valencia y Álvaro Cámara, jugadores que creo que sí podrían haber tenido hueco en la primera plantilla, pero los entrenadores de aquél entonces nunca creyeron en ellos.

Leer más...

Capitanes en Europa

Escrito el jueves, 21 de junio de 2012 · 1 comentarios

Como ya es bien sabido por todos el Mallorca ha disputado, desde su fundación y hasta la fecha, 41 partidos oficiales de Competición Europea. Desde el primer partido el 17 de septiembre de 1998 hasta el último, el 25 de marzo de 2004. También es sabido que en todos los partidos hay un capitán, un jugador que porta el brazalete con la bandera de Mallorca. Sí, el Mallorca actuó en Europa en unos años en los que aún no se llevaba el famoso lema de "Respect" en los brazaletes de capitán y en las camisetas. Voy a hacer hoy un breve repaso de los capitanes del Mallorca en Europa. Iremos por orden, de más a menos.

1. Javier Olaizola Rodríguez. Fue el capitán del Mallorca en 25 partidos, es decir, en más de la mitad. Su primera capitanía fue en el debut europeo del Mallorca en el campo de Heart of Midlothian y su última capitanía en el partido en casa frente al Spartak de Moscú.

2. Francisco Soler Atencia. Fue el capitán del Mallorca en 6 partidos. Su primera capitanía fue en el campo del Ajax y su última capitanía en el partido de casa frente al Slovan Liberec.

3. Samuel Eto'o Fils. El camerunés fue capitán del Mallorca en 3 partidos. El primer brazalete europeo lo llevó en el campo del Apoel de Nicosia y el último el siempre recordado 11 de marzo de 2004 en el campo del Newcastle Utd.

4. Alvaro Novo Ramírez. Se cuela en cuarto lugar ya que fue el capitán del Mallorca en los 2 partidos de la Copa Intertoto frente a los rumanos del Ceahlaul Piatra Neamt.

5. Jovan Stankovic. Fue 1 vez capitán del Mallorca por Europa, en el partido de Copa de la UEFA en casa frente al FK Teplice.

6. Lluís Carreras Ferrer. Fue 1 vez capitán del Mallorca en el partido de Copa de la UEFA en el estadio Ali Sami Yen de Estambul frente al Galatasaray.

7. Fernando Niño Bejarano. Fue 1 vez capitán del Mallorca en su periplo europeo, concretamente en el partido de Champions League en el campo del Panathinaikos.

8. Leonardo Noeren Franco. Fue 1 vez capitán del Mallorca. Fue en el partido de Copa de la UEFA en estadio Parken de Copenhague.

9. Miguel Garro Gomila. Fue 1 vez capitán del Mallorca. Su capitanía coincide con el último partido de competición europea disputado por el Mallorca hasta la fecha, en casa frente al Newcastle Utd.

A parte de los jugadores que lucieron de inicio el brazalete, en 3 partidos fue sustituído el capitán del Mallorca, por lo que el brazalete pasó a otro compañero que permanecía sobre el terreno de juego. De esta forma Carreras cogió el brazalete de Stankovic en el partido contra el FK Teplice en casa y, finalmente, Nadal cogió los brazaletes de Paco Soler en el partido como local frente al Galatasaray y de Eto'o en el partido en casa frente al Apoel.

Leer más...

Isidoro San José

Escrito el miércoles, 13 de junio de 2012 · 0 comentarios

Hoy viene al caso uno de esos jugadores a los que se podría catalogar de "habían sido famosos". El típico jugador que vino con más nombre que hambre de fútbol. Isidoro San José Pozo nació en Madrid el 27 de octubre de 1955. A los nueve años ingresó en el Torneo Social del Real Madrid y desde ahí fue escalando por todos los equipos del club blanco hasta alcanzar el primer equipo. Su debut se produjo a los 18 años en los cuartos de final de Copa del Rey contra el Granada; también jugó en las semifinales contra la U.D. Las Palmas. Sin embargo, cuando parecía que podría jugar la final, fue relegado al equipo juvenil nuevamente porque en la misma fecha disputaban también la final y San José era el capitán del equipo. En el Real Madrid se mantuvo hasta junio de 1986, disputando 183 partidos de liga y recolectando un bonito palmarés: 4 Ligas, 2 Copas de la UEFA y 4 Copas del Rey. Además coleccionó 13 presencias en la selección española absoluta, habiendo participado en el Mundial de Argentina-78 y en la Olimpiada de Montreal-76. Su único problema serio fue una lesión de menisco que lo tuvo inactivo toda la temporada 1980/1981. Como anécdota queda que fue lesionado en El Molinón por Enzo Ferrero y el público, creyendo que el jugador sportinguista no había tocado al madridista y que no merecía la expulsión, empezó a gritar eso de "así, así, así gana el Madrid", un grito que con el tiempo se fue oyendo en todos los campos, incluído el Lluís Sitjar.

El 16 de junio de 1986 se hizo público que el Mallorca había llegado a un acuerdo con Isidoro San José para ficharlo por dos temporadas, tras haberle concedido la baja el club merengue. San José, de 30 años de edad, iba a cobrar 13 millones de pesetas durante esas dos temporadas en la isla. En su presentación hubo de todo, desde dos puyitas al Real Madrid: "No está en mi ánimo guardar rencor a nadie del Real Madrid, pese a que no comparta la decisión tomada sobre mi baja", "El club, el presidente más concretamente, si lo desea o cree conveniente, hará algo. Yo poco puedo hacer, porque no tenía firmado el partido de homenaje. Creo que me lo merezco, pero es cosa de ellos. No obstante, veo muy difícil que se pueda celebrar, ya que con mi marcha a otro equipo, tal vez no sería aconsejable", a una explicación para su fichaje: "entre las ofertas que tenía, la del equipo mallorquín era la que más me satisfacía en conjunto. Económicamente no era la más alta, pero también pensé que el clima y la estancia en la isla serán muy positivos para mis tres hijos", a una declaración de objetivos realista: "El Mallorca ha sido uno de los primeios clubes que se interesó por mis servicios lo cual me resultó agradable. Soy consciente de que, acostumbrado a jugar por un título, será duro hacerlo ahora por evitar el descenso. Pero soy un profesional de esto y como tal debo obrar según se presenten las cosas". También dejó alguna frase hecha, tan típica de los futbolistas: "No considero que vaya a tener puesto fijo como titular, habrá que ganárselo día a día". Ni que decir tiene que con ese palmarés se convirtió en el fichaje estrella del verano de 1986 para el Mallorca, a la espera de despejar la incógnita del portero marroquí Ezaki Badou y del jovencito de Manacor Miquel Àngel Nadal.

Su debut con la camiseta del Mallorca fue premonitorio de lo que sucedería después con su temporada: un fracaso. Fue en el primer amistoso de la pretemporada frente al Cartagena y con derrota por 2-1. Posiblemente su único gol como mallorquinista lo consiguiera el 20 de agosto de 1986, en partido amistoso en el campo del Albacete que acabó con victoria del Mallorca 1-2. Aunque empezó la temporada en el banquillo de El Sadar, desde la segunda jornada hasta la vigesimoprimera fue entrando más o menos en los planes de Serra Ferrer, bien incrustado en la defensa o en el centro del campo. El 4 de enero de 1987 disputa su último partido de liga con el Mallorca en el Vicente Calderon, un día que salimos derrotados por 3-1. A partir de ese día fue relegado al ostracismo por Serra Ferrer, al igual que su compañero Mantilla. En el mes de junio de 1987, el jugador hablaba clarito a la prensa sobre su situación: "El entrenador me ha explicado lo que quiere que yo haga. Quiere un hombre aguerrido, luchador y agresivo, no sé si eso significa dar patadas ,no lo sé pero bueno, de alguna manera voy a intentar convencer al técnico y ganarme un puesto para la próxima temporada", lo que dejaba claro que no quería irse del Mallorca fracasado: "Sí, por varias razones. Primera, no diría la principal pero sí importante, he sido un profesional durante muchos años y no quiero sáilr del Mallorca por la puerta de atrás. Si alguna vez salgo de aquí no quiero que sea en honor de multitudes pero sí con la cabeza alta. Y la segunda es que vine aqúí con la convicción de jugar dos temporadss. Se lo expliqué al presidente antes de venir. A mi famiila tengo tres hijos, no la iba a mover de Madrid por un año, él lo comprendió hicimos un contrato por dos; ahora ya tengo todo pendiente del año que viene, no tengo ni siquiera mi casa en Madrid, la tengo alquilada. Aquí también me ocurre lo mismo con el señor donde vivo y el colegio de los niños está ya con la matrícula. Sería una movida muy grande el tener que salir de aqul Es decir, es difícil que salga del Mallorca. El fútbol da muchas vueltas y puedo ser útil al equipo en algún momento. No voy a crear ningún problema, no es mi estilo, aunque no juegue. Creo que lo he demostrado este año, he estado marginado y he sido incapaz de meterme con el club o con el entrenador".

Sin embargo la opinión de Serra Ferrer fue superior a los deseos del madrileño e Isidoro San José fue dado de baja ese mismo verano. Como jugador del Mallorca actuó en 17 partidos de liga, acumulando 819 minutos juego, en los que vio una única tarjeta amarilla. No vistió ninguna camiseta más como profesional del balón. Al acabar su ciclo de jugador montó una correduría de seguros y una escuela de fútbol. También ha estado relacionado con la Asociación de veteranos del Real Madrid como secretario y, actualmente, es tertuliano de una radio nacional y dirige las Escuelas de Fütbol del conjunto blanco.

Leer más...

Goran Peles

Escrito el sábado, 9 de junio de 2012 · 0 comentarios

Nacido el 9 de marzo de 1953 en Modrica, una ciudad de la antigua Yugoslavía que hoy forma parte de Bosnia y Herzegovina, Goran Peles era un interior de buena estatura (medía 1'80 metros). Se formó en las categorías inferiores del FK Modrica, su ciudad natal. A los 18 años fue fichado por el NK Celik de Zenika, importante centro industrial en los Balcanes; no en vano "celik" significa "acero" en español. En 1971 el Celik estaba viviendo los mejores días de su historia, con una presencia habitual en la Primera Liga Yugoslava y con la conquista de la Copa Mitropa en las ediciones de 1971 (frente al Austria Salszburg) y 1972 (frente a la Fiorentina), así como su llegada a las finales de la misma competición en 1973 (ante los húngaros del Tatabanya) y 1980 (ante los italianos del Udinese Calcio). La Mitropa Cup era la Copa de Europa Central y se disputó hasta 1992. Pues bien, ahí tenemos a Goran Peles llegando al Celik en su mejor momento y se mantuvo en dicho equipo hasta el verano de 1981, año en que no pudo evitar el descenso.

Vista la perspectiva deportiva de tener que jugar en Segunda División Yugoslava y que ya había cumplido los 28 años y podía fichar por un equipo extranjero, se presentó en Mallorca un 17 de julio de 1981, avalado por su amigo Miograd Kustudic, al que había fichado el Mallorca ese verano también. Así, de paso, seguía con los colores rojos y negros que eran también los del Celik. En principio venía a realizar una prueba, ya que ni Antonio Oviedo ni Miquel Contestí, recién ascendidos de 2ª B, parecían saber mucho de ese espigado centrocampista yugoslavo que decía haber sido 18 veces internacional con la selección olímpica yugoslava y 10 veces más con la selección B. Debía jugar el Torneo de la Agricultura en Sa Pobla contra el Constancia y el Poblense el 25 y 26 de julio y algún partido más en una gira por Cataluña para ser evaluado y decidir sobre su contratación definitiva. Al parecer las primeras pruebas fueron positivas y para el Trofeo Ciudad de Palma seguía entrenando con el Mallorca. En ese torneo los jugadores del Mallorca tenían 50.000 pesetas de prima por ganarlo. Fue uno de los jugadores más destacados junto a Morey y Kustudic en el primer partido (ese histórico 4-2 frente al Valencia). Sin embargo el día siguiente, debido al cansancio, no pudo repetir tan buen actuación frente al F.C. Barcelona en la finalísima. Tras la buena pretemporada realizada obtuvo la ficha para disputar la liga con el Mallorca.

Al igual que otro centrocampista compatriota suyo años más tarde, Vlada Stosic,debutó con gol a los 10 minutos del primer partido de liga. Abrió la lata del Alavés en el Lluís Sitjar al mandar a la red un centro de Kustudic al centro del área. El Mallorca parecía haber fichado bien: un interior llegador, alto, de gran presencia física y no exento de esa técnica balcánica y ese tradicional espíritu competitivo fuerte que caracteriza a los jugadores yugoslavos. En la quinta jornada volvió a encontrar la portería contraria, en este caso la de Levante, al aprovechar una serie de rechaces en el área granota. Hasta la jornada 18 tuvo una participación activa, aunque tanto su rendimiento como el del equipo iba siendo irregular y no anotó ningún gol más. Su último partido como mallorquinista fue el 3 de enero de 1982, partido en el que se estrenaba Lucien Müller como sustituto del defenestrado Antonio Oviedo. El Mallorca ganó 1-0 a un Atlético Madrileño en el que destacaba (para los mallorquinistas) la presencia de Eduardo Belza y de Sebastián Nadal. Fue el míste, Lucien Müller, quien decidió prescindir de este jugador extranjero y buscar otro delantero. No se equivocó si tenemos en cuenta que el jugador que ocupó la ficha de Peles fue Rolando Ramón Barrera. Los números de Goran Peles en el Mallorca nos cuentan que disputó 14 partidos de liga, acumulando 928 minutos de juego; marcó 2 goles y fue amonestado con 2 tarjetas amarillas.

Después de abandonar el Mallorca su carrera cayó hasta el punto de jugar casi de forma aficionada en el NK Urania de Vaska Boda, en la actual Croacia, y en un equipo de fútbol sala. También abrió un restaurante con un antiguo compañero suyo del Celik, Rade Radulovic. Durante un tiempo se ocupó con gran éxito del equipo juvenil de su querido NK Celik, lugar en el que era uno de los más grandes ídolos de toda su historia. Murió el 4 de septiembre de 2010, a los 57 años, tras una grave enfermedad.

Leer más...

Manolo Preciado

Escrito el jueves, 7 de junio de 2012 · 0 comentarios

Manuel Preciado Rebolledo, lateral de los de antes, de los rocosos y difíciles de superar, aunque también podía jugar como libero, nació en Astillero, Cantabria, el 28 de agosto de 1957. Entre 1977 y 1982 jugó en la primera plantilla del Rácing de Santander, club que lo había formado desde la base. La primera huelga de futbolistas españoles le dejó marcado, al ser uno de los máximos cabecillas sindicales de los jugadores. Así, a pesar de ser el capitán del equipo, el Presidente del Rácing de Santander lo echó y tuvo que buscarse cobijo en el modesto Linares C.F. de 2ª División. Allí jugó durante dos temporadas a las órdenes de su máximo valedor, el entrenador Nando Yosu, convirtiéndose en titular indiscutible del cuadro jienense en sus momentos históricos en la categoría de plata española.

A finales de mayo de 1984 el Mallorca estaba buscando jugadores tras el inesperado descenso a 2ª División de la temporada anterior. Hay que decir que el Mallorca ya había ido tras él durante el verano anterior gracias a su amistad con el jugador mallorquinista Verón ya que ambos habían defendido juntos la camiseta del Rácing, pero no se pudo concretar el fichaje en ese momento. El día de su presentación Miquel Contestí declaró que el jugador había rechazado otra oferta del Murcia para jugar en el Mallorca. En el acto de su presentación, realizado el 22 de mayo de 1984,  se recordó también a los periodistas asistentes que Preciado había sido una vez internacional sub-21 con España en un partido disputado en Chipre. Su debut "oficioso" ante la afición mallorquinista llegó en el Ciudad de Palma de 1984, en el primer partido frente a la Universidad Católica de Chile, formando línea defensiva con Chano, Sabido y Gallardo, resguardando al cancerbero Zubeldía. Lo único reseñable de ese día fue el clarísimo penalti cometido sobre un delantero y que el colegiado Miguel Pérez no le señaló. El Mallorca perdió 0-2. Esa temporada con el Mallorca consiguió la titularidad en la jornada 6 y se mantuvo como titular hasta la jornada 13, el 25 de noviembre, fecha en la que el Mallorca cayó humillado en el Lluís Sitjar por el Lorca 1-3 y el entrenador, Manolo Villanova, decidió prescindir de él y darle el puesto de lateral titular a Dacosta. Preciado no volvió a aparecer en las alineaciones hasta final de temporada, participando en 4 de los últimos 8 partidos. Sus números en liga con el Mallorca hablan de 13 partidos jugados, de los cuales 9 de titular, 862 minutos disputados y 1 tarjeta amarilla recibia.

Al finalizar la temporada en el Mallorca, sin pena ni gloria, fichó por el C.D. Alavés, equipo de Segunda División B, el 1 de agosto de 1985, un cuadro albiazul que, casualidades de la vida, entrenaba también Nando Yosu.

Hoy, con 54 años de edad nos ha dejado a causa de un infarto. Una muerte que, personalmente, me ha causado un shock similar al que me produjo la muerte de Ángel Pedraza, pues son unos de los primeros jugadores que he visto jugar en el Mallorca y fallecen.

Leer más...

El ultimo derby... y ya ha llovido

Escrito el martes, 5 de junio de 2012 · 0 comentarios

El último derby oficial entre el Mallorca y el C.D. Atlético Baleares se remonta a un ya lejano jueves 13 de noviembre de 1986. Era un partido correspondiente a la cuarta eliminatoria de la Copa del Rey. El Mallorca había derrotado al Hospitalet Isla Blanca 1-4, al Ibiza 1-4 y al Torrevieja 0-2 antes de que el sorteo deparase un interesante derby para la cuarta eliminatoria. Era la segunda vez que se iban a ver las caras en el torneo del k.o.; la vez anterior había sido en el lejanísimo año 1948, cuando la Copa aún era del Generalísmo y la eliminatoria, de primera ronda y a partido único acabó con la victoria del Mallorca ante el At. Baleares por 1-0.

Esa noche resultó especialmente de perros en Palma. Llovía a cántaros sobre la ciudad y el Estadio Balear no era una excepción. Como en aquellas épocas, algo que ya he repetido hasta la saciedad, no se había inventado aún la palabra "rotación", ambos equipos salieron al irregular terreno de juego con los onces de gala o casi. El Mallorca de Serra Ferrer llegaba a la cita copera tras tres partidos consecutivos sin conocer la victoria (derrotas visitantes frente al Real Madrid y el Murcia y empate casero ante el Español). El Atlético Baleares no sé cómo llegaba y tampoco viene mucho al caso... bueno, está bien, la jornada anterior había perdido por 2-0 frente al Portmany en el grupo XI de 3ª División. Así pues Serra Ferrer mandó al césped (o lo que fuera) a Mallo; Izquierdo, Bernal, García Jiménez, Amer, Crespí, Luis García, Orejuela, Higuera, Magdaleno y Hassan. En el minuto 47 García Jiménez fue sustituído por el mítico y ahora tertuliano radiofónico, Isidoro San José (ejem). En el 76 Trobiani sustituyó a Higuera. Arbitro el colegiado catalán Enríquez Negreira que, según las crónicas, tuvo una aceptable actuación, lo cual sí resulta bastante extraño.

Durante la primera parte un voluntarioso y disciplinado cuadro local le puso las cosas bastante difíciles al Mallorca, con alguna que otra ocasión para adelantarse en el marcador, sobre todo un disparo de Pepín que se estrelló en la cepa del poste de Ignacio García Mallo. La lluvia persistente beneficiaba al conjunto de menor calidad técnica, eso era evidente. Tras el descanso y la "Serraferrerada" en el vestuario, el Mallorca salió con más mordiente y fruto de su dominio fue el gol de Hassan, al empujar a la red un servicio de Orejuela desde la banda derecha, en el minuto 63. Cuando parecía que el partido se encaminaba plácido hacia un final pírrico de 1-0 para el Mallorca, aprovechando el barullo que se formó a la salida de un córner que no llegó a despejar la defensa mallorquinista, Javi empató el partido para el At. Baleares. No pudo el Mallorca ya deshacer la igualada en lo que restaba de tiempo reglamentario y el partido se encaminó hacia la prórroga. En la prórroga la superioridad física del Mallorca se hizo más evidente y en el minuto 110 Magdaleno aprovechó una salida en falso del portero local para poner el 1-2 tranquilizador en el marcador. Con un At. Baleares ya muy desordenado en busca de unos gramos de fuerza para volver a equilibrar la eliminatoria, un rápida combinación entre Trobiani y Hassan es aprovechada por Pep Crespí en el minuto 114 para anotar el 1-3. Cuatro minutos después, ya en la segunda parte de la prórroga, en otra combinación del ataque mallorquinista Orejuela, Magdaleno y Crespí mezclan el juego entre ellos para que sea el alemán el que anote el 1-4. A falta de 5 minutos para el final, en el 125, Pepín aprovecha un mal rechaze de Luis García para anotar el definitivo 2-4. El Mallorca, con más pena que gloria, todo sea dicho, supera la eliminatoria con un resultado final más abultado que los méritos contraídos durante el partido. La ducha de agua caliente es bien recibida por los veintidós jugadores.

La última vez que el Mallorca y el Atlético Baleares se vieron las caras en un partido de liga fue el 25 de mayo de 1980 y ese partido el Mallorca de Antonio Oviedo lo empató 1-1, consiguiendo el punto que necesitaba para proclamarse campeón del grupo VIII de 3ª División. El último partido "amistoso" que disputaron fue en Mahón con motivo del V Trofeo Illes Balears de Fútbol y el Mallorca ganó por 4-2 a un At. Baleares que militaba en Segunda B esa temporada. Los goles mallorquinistas de esa noche los anotaron Nicolás, Sergi Enrich (2) y Cléber Santana.

Leer más...

Fuera de la zona Euro

Escrito el sábado, 2 de junio de 2012 · 0 comentarios

Siempre que aparecen estadísticas lo hacen por el lado positivo. Mi estadística de hoy vuelve a ser negativa. Negativa para sus integrantes. Son a penas 9 jugadores que rozaron la gloria europea con el Mallorca pero que se debieron conformar con el "casi" jugué en Europa con el Mallorca. Hay casos para todos los gustos, desde el jovencito que entraba en la convocatoria casi para hacer bulto hasta el profesional que no era del agrado del entrenador de turno. Como son pocos los repasamos uno a uno.



1. Alberto Cifuentes Martínez. 5 partidos. Es el recordman absoluto. Su periplo de suplencias europeas se inicia en la doble confrontación frente al Ceahlaul (2-1 y 3-1) en la Copa Intertoto del verano del 2000; Miki fue el elegido por López Caro y a Alberto le tocó el banquillo. En la temporada 2001/2002 ocupó el banquillo en la despedida de la Champions League frente al Panathinaikos (1-0). Era el tercer portero del Mallorca en la temporada 2003/2004 y ello le concedía los privilegios de ser el suplente de Miki en competición europea cuando Luis Aragonés daba descanso a Leo Franco. Vivió desde el banquillo los partidos contra el Aris (4-2) y el Copenhague (1-1), ambos en el Ono Estadi.

2. Francisco Joaquín Pérez Rufete. 2 partidos. No era un jugador muy del agrado de Cúper, por mucho que con el tiempo consiguiera incluso debutar en la selección absoluta española. Dos convocatorias de compromiso en la Recopa de la temporada 1998/1999 son su bagaje europeo con el Mallorca. La primera en el debut en casa frente al Heart (1-1) y la segunda y última en el partido de vuelta de la segunda ronda, también en el Lluís Sitjar frente al Genk (0-0).

3. Paco Sanz Durán. 2 partidos. "¡Queremos un minuto para Paco Sanz!" cantaba la afición del Mallorca. Pero no pudo ser. Cúper no le dio bola y Fernando Vázquez lo convocó en dos ocasiones, cuando no había nadie más para llevarse, eso sí, conoció el Principado de Mónaco (1-0) y vivió una de las mayores derrotas locales frente al Galatasaray (1-4) en primera fila.

4. Edu Silva Sales. 2 partidos. Era jugador del Mallorca B. López Caro lo convocó para disputar los dos partidos de la Copa Intertoro frente al Ceahlaul, pero no le dio minutos en ninguno de los dos. Como supongo que nadie se acordaba de este jugador (yo casi que tampoco), decir que era brasileño, que había llegado el año anterior procedente del Murcia. En la temporada siguiente se fue al Lorca C.F. y luego volvió al fútbol brasileño, donde prosigue su carrera en la actualidad en el XV de Piracicaba.

5. Pablo Ballesteros Lago. 1 partido. El asturiano vivió desde el banquillo el partido contra el Molde (0-0) con Mario Gómez como entrenador. No contó para el partido de vuelta y luego Vázquez no volvió a contar con él para ningún otro partido europeo.

6. Pep Lluís Martí Soler. 1 partido. Acuciado por las bajas, Fernando Vázquez tiró del centrocampista canterano para el desplazamiento europeo del Mallorca a Teplice (1-2). Con el número 33 a la espalda Martí vio la victoria del Mallorca. Esa misma temporada llegó a debutar en el primer equipo en la liga, el 16 de abril de 2000 frente al Alavés (2-0).

7. Miguel Sánchez Benitez. 1 partido. El sevillano es otro de esos jugadores de los que estáis disculpados de recordar. Defensa fichado de la cantera del Sevilla para reforzar al Mallorca B europeo, López Caro se lo llevó al partido de vuelta frente al Ceahlaul (3-1). Su carrera, tras abandonar el Mallorca se ha movido preferentemente por la zona de Murcia.

8. Alejandro Torres Román "Chando". 1 partido. Fue uno de los jugadores elegidos por López Caro para iniciar antes la pretemporada del año 2000 al objeto de preparar la Copa Intertoto. Fue convocado para el partido de vuelta en Piatra-Neamt. A pesar de la derrota 3-1 y de ser un delantero no fue utilizado durante el partido, prefiriendo López Caro no agotar los tres cambios... y es que el delantero titular era Güiza y por eso tal vez mejor no hacer el cambio.

9. Miquel Ángel Moyà Rumbo. 1 partido. El de Binissalem era una de las perlas de la cantera mallorquinista cuando en marzo de 2004 Luis Aragonés lo convocó en el último partido de la historia del Mallorca en Europa (por el momento) frente al Newcastle. Levantar el resultado de ida era casi imposible, así que Aragonés tiró de lo poco que tenía, no consiguiendo ni siquiera completar la convocatoria con 18 jugadores (solo llevó a 17).

Leer más...

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores