Fernando Ortiz

Escrito el domingo, 13 de diciembre de 2009 ·

Nacido en Corral de Bustos, provincia de Córdoba, Argentina, el día de navidad de 1977, este diestro defensa central inició su andadura futbolística de pequeñín en el equipo de su pueblo, el Sporting Club, en el que estuvo entre 1992 y 1995. Ese año fue reclutado por los ojeadores del equipo capitalino, Boca Juniors. Allí estuvo tres años en las categorías inferiores del club, acabando de formarse, hasta que el 31 de mayo de 1998 logró debutar en el primer equipo en el partido que ese día Boca venció por 4-0 a Gimnasia y Tiro de Salta. El debut en la Primera División Argentina se produjo de la mano del Director Técnico García Cambón. Con la casaca de Boca Juniors consiguió el Torneo Apertura de 1998. Así mismo fue seleccionado por José Pekerman para la selección sub-23 Argentina, con la que debutó en un partido amistoso en Tokio. Sin embargo, la presencia en la defensa de los de la bombonera de Ibarra, Bermúdez, Samuel y Arruabarrena, le dejaron sin sitio en el equipo xeneize. A pesar de todo, en 8 partidos con Boca anotó 3 goles. He llegado incluso a leer que todos los goles de su carrera deportiva menos uno, los ha anotado de cabeza.

El Mallorca B, en la temporada 1998/1999 debutaba en la Segunda División española. Su trayectoria en la liga fue irregular, de más a menos, de tal forma que en enero de 1999 el equipo ya estaba en plena lucha por evitar el descenso. Así pues el Mallorca B, entrenado ya por Nando Pons que había sustituído a Jesús Linares, decidió reforzarse con varios jugadores en el mercado de invierno, llegando a la isla el jugador del Málaga Caracol, los jugadores del Maranao de Brasil Da Mota y Alyson (que luego tuvieron problemas con su supuesto pasaporte comunitario) y el defensa central de Boca Juniors Fernando Ortiz, se supone que avalado por el entrenador de la primera plantilla Héctor Cúper. También causó baja David Montero, que retornó al Salamanca B. Fernando Ortiz debutó en la jornada 22, la primera de la segunda vuelta, en el Mini Estadi de Barcelona el 30 de enero de 1999. Ese día el Mallorca B, con dos goles de Ramón, derrotó al colista Barcelona B por 1-2 y la actuación de Ortiz en el centro de la defensa mallorquinista fue buena. En la media temporada que estuvo en la isla, Ortiz disputó 13 partidos, los 13 como titular, de los cuales completó 11 sobre el terreno de juego. En total estuvo 1112 minutos sobre el terreno de juego defendiendo la camiseta del Mallorca B y vio dos tarjetas amarillas. En el Mallorca B coincidió con sus compatriotas Rodrigo Braña y Mauro Javier Potenzoni.

Sin embargo, al finalizar la temporada con el descenso del Mallorca B a Segunda B, y al irse su posible valedor Héctor Cúper al Valencia, Fernando Ortiz hizo las maletas y volvió a su Argentina natal. Allí recaló en el Club Atlético San Lorenzo de Almagro, pero Oscar Ruggeri no le dio mucha bola en el equipo del Nuevo Gasómetro y al finalizar la temporada cambió de aires y fichó por el Club Atlético Unión de Santa Fe. Allí, de la mano de entrenadores como Nery Pumpido o Carlos Griguol encontró Fernando el caldo de cultivo perfecto para acabarse de formar como futbolista. En junio de 2003, coincidiendo con el descenso a Nacional B del club santafesino, Fernando Ortiz fichó por el Club Atlético Banfield. En el "Taladro", de la mano del entrenador Julio César Falcioni, consiguió clasificar al club por primera vez en su historia para una competición sudamericana.

Pero Fernando Ortiz no se quedó en Banfield para disfrutar de esos logros, si no que voló hacia La Plata para enrolarse en las filas de Estudiantes. Un equipo que luchaba por el título y que lo consiguió ganando el Torneo Apertura en 2006, de la mano del Director Técnico Diego Simeone y con Fernando Ortiz como kaiser de la defensa y el también ex-mallorquinista Rodrigo Braña como dueño de la manija del centro del campo.

Sin embargo, la carrera del futbolista profesional siempre se ha tildado de corta, así que al finalizar la temporada 2006 y, aprovechando el tirón del título conseguido en Argentina, Fernando Ortiz, con 28 años de edad, decidió probar en otras latitudes para acumular más experiencia y, seguramente, algunos dólares que le permitieran llegar a una jubilación más plácida. Así pues, Fernando hizo caso a una de las propuestas que le llegaron del fútbol mejicano y fichó por el Club Santos Laguna, un club modesto en el que los logros son la permanencia holgada, pero que de la mano de Fernando Ortiz y sus compañeros consiguieron el sueño de lograr el tercer campeonato del Torneo Clausura en 2008 al derrotar en la final al Cruz Azul por un global de 3-2. Fernando Ortiz, individualmente, fue galardonado con el premio al mejor defensa central del Torneo Clausura de 2008. Esa gran temporada le permitió fichar por el Club de Fútbol América, club que nunca ha abandonado la Primera División y es uno de los dos más populares de México.

Una mala temporada en el América, con problemas con el entrenador y el club, le han llevado a aceptar el verano pasado un préstamo a los Tigres de la UANL. En noviembre de este mismo año, la primera lesión grave de su carrera, en la rodilla, ha hecho que deba operarse y que, en estos momentos, a punto de cumplir los 34 años de edad, se encuentre de baja y sin poder jugar, aunque como él mismo dice "la idea es lo más rápido posible (efectuar la operación) y arrancar de cero una etapa nueva. Es la primera vez que tengo una lesión en mi carrera, pero estoy tranquilo y no es nada grave".

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores