Yo también tengo un pasado oscuro

Escrito el miércoles, 16 de diciembre de 2009 ·


Pues sí amigos, confieso que he pecado. En el pasado. En el pasado muy remoto, pero he pecado. Yo era simpatizante del Valencia. Eso sí, en la más tierna infancia, cuando yo aún no tenía capacidad de razonar. La verdad es que no recuerdo bien porqué, no se me viene a la mente ninguna razón para serlo, yo creo que era simplemente que el nombre me sonaba bien y que el escudo me parecía bonito. Hay que tener en cuenta que en esa época el Mallorca era carne de Segunda B y Tercera.

Si busco un punto de inflexión en mi inmersión total en el mallorquinismo tal vez llegaría a la fecha del 14 de agosto de 1981. Esa noche se disputaba en el Lluís Sitjar de Palma la segunda semifinal del XIII Trofeo Ciutat de Palma y se enfrentaban cara a cara el Mallorca y el Valencia. En la primera el F.C. Barcelona se había desecho el día anterior del Boavista por 4-1. El Mallorca, tras haber estado ausente en los tres trofeos anteriores, regresaba al cartel del Ciutat de Palma gracias a su ascenso a Segunda División cosechado la temporada anterior. Desde el 20 de abril de 1970, fecha en que el Mallorca había derrotado al Pontevedra por 2-0 en el último partido disputado por el club decano en Primera División hasta esa fecha, había tenido pocas oportunidades el Mallorca de batir a un rival de esa categoría. De hecho, en partido oficial, tan solo una vez en esos once años transcurridos, cuando en la Copa del Rey de 1977 el 10 de enero de 1976 el Mallorca había superado por 2-1 a la Real Sociedad (aunque luego acabara perdiendo la eliminatoria en Atocha).

Aunque para decir toda la verdad ese día no estaba yo en el campo ya que me encontraba en Menorca de campamento de verano, las noticias que me llegaron al día siguiente del partido reforzaron mis convicciones rojillas que ya por aquél entonces empezaban a superar ampliamente a las valencianistas. Aquél día Antonio Oviedo alineó de entrada a Tirapu, Sahuquillo, Aparicio, Gallardo, Ruiz Sánchez, Toño, Orellana, Delgado, Kustudic, Peles y Urtubi. A los 32 minutos Morey, a la postre héroe del partido, sustituyó a Urtubi lesionado y a los 58 Riado a Aparicio. Ese partido era el debut del dúo balcánico del Mallorca, Kustudic y Peles, ante su afición. El objetivo, tal vez, era hacernos olvidar a Paco Bonet y a Sebastián Nadal. El árbitro era el mallorquín Riera Morro y, según los ches, su arbitraje fue muy parcial a favor de los locales. Empezó marcando Gálvez para el Valencia en el minuto 28; dos minutos después, en el 30, Kustudic al rematar una falta lanzada por Sahuquillo consiguió la igualada; en el 41 Morey, recién salido al terreno de juego, anotó el 2-1; un minuto después, en el 42, Solsona desde cuarenta metros sorprendió a un Tirapu muy propenso a hacer grandes vistas para llevar el 2-2 antes del descanso; en la segunda parte, en el minuto 72 Morey le roba la cartera a Solsona y tras plantarse solo ante el portero valencianista Pereira lo bate de tiro cruzado poniendo el 3-2; finalmente en el minuto 86 un pase largo de Kustudic a Morey es aprovechado por este último para establecer el definitivo 4-2 y llevar el delirio a las gradas de un Lluís Sitjar que presentaba uno de esos llenos históricos de antaño. Para más inri el Valencia falló dos penalties, uno Pablo en el primer tiempo y otro su gran figura, el danés Arnessen, en el segundo. Al final del partido Pasieguito, el entrenador del Valencia aducía que "estamos faltos de rodaje", mientras que Oviedo, eufórico, decía que "ha sido una gran victoria. Creo que con ello ya hemos cumplido sobradamente. Frente al Barcelona haremos lo que podamos, pero estaremos mucho más cansados".

Efectivamente así fue, al día siguiente el F.C. Barcelona barrió al Mallorca en la final y lo derrotó por 4-1, pero el mallorquinismo había disfrutado de su primer momento de gloria en muchos años y yo, desde Menorca, me llené el alma de color bermellón para siempre.

5 comentarios:

Gontxo dijo...
17 de diciembre de 2009, 2:17  

Siempre es bonito tener recuerdos como ese. No será el partido más importante, pero entiendo que para ti es el que más simbologia tiene y el que inició tu etapa del Mallorca.

Me ha gustado mucho esta entrada.

JoseMontes dijo...
17 de diciembre de 2009, 9:32  

Hoy he descubierto tu blog y como mallorquinista que soy, lo encuentro muy interesante. Además esos artículos sobre el Mallorca de temporadas pasadas también me traen muchos recuerdos que seguro reviviré leyendo tus palabras.
Enhorabuena y que sepas que tienes un nuevo lector de tu blog.
Terminaré diciendo que soy coleccionista de partidos de fútbol en dvd. Tengo unos 2600 y logicamente algunos del Mallorca. Dentro de poco conseguiré un Mallorca-Atco.Madrid de la 83-84 con Barrera,Orellana,Delgado,Gallardo,etc.
Me gustaría saber si tienes material del Mallorca en video y, si es asi, si te interesaría intercambiarlo con lo que tengo yo.
Si lo deseas escribeme a futbolvideo@hotmail.com.
Yo también vivo en Palma de Mallorca o sea que lo tendriamos bien para intercambiar el material en persona.

Un saludo.

Xesc dijo...
17 de diciembre de 2009, 12:41  

@ José Montes: Lo siento, no tengo material del Mallorca en video, no soy coleccionista más que de recuerdos.

@ Gontxo: Bueno, la verdad es que aunque he escrito posts sobre partidos anteriores a este, yo creo que fue el partido definitivo por el que me hice del Mallorca. Tal vez por simple psicología infantil barata: si el Mallorca le gana al Valencia, vale más ser del Mallorca, que es el que gana.

walter_rel dijo...
24 de diciembre de 2009, 19:14  

Te deseo un ¡Feliz Navidad!

Saludos desde mallorketas

walter_rel dijo...
31 de diciembre de 2009, 18:13  

Te deseo un feliz 2010, y que tus deseo se hagan en realidad en el año nuevo.

Feliz 2010!!

Abrazos desde mallorketas.blogspot.com

Publicar un comentario

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores