Copa del Rey de Juveniles 2000

Escrito el sábado, 5 de marzo de 2011 ·

La llegada del doctor Dalmau al Mallorca supuso un rearme y un realce de la cantera muy importante. Siempre se ha dicho que el trabajo de cantera es un trabajo a largo plazo, que no suele dar sus frutos inmediatamente. La paciencia y la constancia son virtudes imprescindibles en el trabajo de formación de jóvenes futbolistas. El Mallorca de Dalmau fue por esa línea durante su estancia en el club y, además de todos los jugadores que llegaron a debutar en el primer equipo provenientes de la cantera, sobre todo en el período comprendido entre 1992 y 1995, también fue de vital importancia el ascenso del equipo Juvenil A a la llamada Liga Sub-19, disputada entre las temporadas 1986/1987 y 1994/1995. En las temporadas siguientes los juveniles volvieron a dividirse en varios grupos por proximidad geográfica, pero el Mallorca casi nunca abandonó los primeros lugares clasificatorios de su grupo.

La temporada 1999/2000 el Mallorca había disputado el grupo 3 de la División de Honor de Juveniles quedando segundo clasificado tras el F.C. Barcelona, a cuatro puntos de los culés, y por delante de equipos tan afamados como el Valencia o el Español. Ese segundo puesto le dio opción a participar en la Copa del Rey de Juveniles. En los octavos de final se deshizo del Rayo Vallecano de Madrid. El sorteo de cuartos de final le deparó un duelo contra el Málaga, al que venció en los dos partidos (5-0 en la ida y 1-2 en la vuelta). Había llegado así el Mallorca a semifinales y el sorteo nos deparó un enfrentamiento contra uno de los mejores equipos de cantera de España, el Athletic Club de Bilbao. En el partido de ida disputado en el Miquel Nadal el Mallorca derrotó por 3-0 a los leones, dejando la eliminatoria muy bien encarrilada. En el partido de vuelta en Lezama hubo que sufrir de lo lindo ya que el Athletic venció 2-0 y tuvo la prórroga a su alcance en el último minuto. El Mallorca, con mucho sufrimiento, se había clasificado por primera vez para la final de la Copa del Rey de juveniles. En la otra semifinal el F.C. Barcelona se había deshecho del Atlético de Madrid.

Así pues, el 25 de junio de 2000 a las 11'30 horas, en el Campo Municipal de Valdepeñas ante unos 2.500 espectadores, entre los que destacaba Llorenç Serra Ferrer como director del fútbol base blaugrana, el Mallorca afrontó la final frente al todopoderoso F.C. Barcelona. Los blaugranas, entrenados por Juan Carlos Rojo, formaron de inicio con Víctor Valdés, Peque, Rial, Arteta, Fernando, Jordi, Mendoza, Juanito, Perona, Roberto TrashorrasFelipe. En el descanso Nano y César sustituyeron a Mendoza y Felipe, en el minuto 67 Colo entró por Juanito y en el minuto 87 Curto por Perona. Decir que el Barcelona recuperó para este partido a Arteta, NanoRoberto Trashorras que, aún siendo juveniles, normalmente jugaban en el Barça B. El Mallorca, a las órdenes de Tomeu Llompart, afrontó el partido con Leva, Amate II, Julio, Campos, Camacho, Viale, Arnau, José, Floro, Roberto y Riera. En el minuto 50 Vinuesa sustituyó a Floro, Toni González a Arnau en el minuto 71 y Nando entró por Riera en el 87. Dirigió el partido el colegiado de Castilla La Mancha Ontanaya López, que amonestó a los blaugranas Juan y Víctor Valdés y a los mallorquinistas Julio, Campos, Arnau y José.

El partido tuvo dos partes bien diferenciadas. Durante los primeros cuarenta y cinco minutos fueron los azulgranas los que dominaron completamente el juego, anotando dos goles en los minutos 11 y 17 por mediación del mediapunta Roberto Trashorras. Despertó el Mallorca en la segunda parte y puso cerco a la porteria del por entonces imberbe Víctor Valdés, consiguiendo batirlo el capitán José Rodríguez en el minuto 78. Un disparo de Amate en el descuento estuvo a punto de llevar la final a la prórroga, pero el poste lo evitó. En definitiva el Mallorca no pudo alzarse con el título en su primera aparición por una final de Copa del Rey de juveniles, pero dejó muy buenas sensaciones, en especial en la segunda parte.


Queda repasar, someramente, el qué fue de ellos. Veamos. De los jugadores del Mallorca que disputaron esa final consiguieron debutar en partido oficial del primer equipo José Rodríguez, Xisco Campos, Roberto Merino, Albert Riera y Toni GonzálezAlbert Riera llegó a ser internacional A por España y Roberto Merino por Perú. Arnau Caldentey llegó a probar suerte en la liga escocesa. Otros jugadores como Juan Manuel Viale, Dani Camacho, Sergio Floro, Jordi Vinuesa o Rafa Leva hicieron (o están haciendo) carrera en Segunda B. Para la anécdota Julio Huertas fue míster Baleares 2005.

3 comentarios:

Gontxo dijo...
5 de marzo de 2011, 17:17  

Y el árbitro también ha llegado a 1ª, jejeje. Es curioso ver estos equipos y ver como les ha ido a cada jugador.

Yo nunca he podido seguir mucho el filial, no sé si Riera ya era el mejor, pero siempre sonó con mucha fuerza y al final, pues eso, ha alcanzado la Selección de manera un tanto intermitente. Campos y Toni Gonzalez apuntaron buenas maneras, peor al final no se llegaron a hacer un hueco. Yo el que no recuerdo en que partido jugó con el primer equipo fue el Roberto Merino. Un amigo mio periodista, me contó que le representaba su padre y que para ellos era incomprensible que elmuchacho no estuviese en el primer equipo dada su calidad... Al menos, luego ha hecho carrera en su selección.

Del Barça supongo que es es más dificil llegar, pero hay estan Valdes o Arteta, o Trashorras como jugadores llegados a la élite.

Xesc dijo...
6 de marzo de 2011, 11:13  

Yo hubo un tiempo en que sí seguí bastante a los filiales. Sobre todo cuando existía la liga Sub-19 intentaba no perderme ni un partido. Recuerdo haber visto jugar a Miki, Rondo, Pep Lluís Martí, Sastre, Juanjo, Josemi, Loren, Felipe, Silvano y muchísimos más. Años de mañanas enteras de domingo en el Miquel Nadal. Con el Mallorca vagando por Segunda casi era más divertido ver al juvenil contra el Madrid, Barça, Osasuna, Athletic, etc.

Referente a Roberto Merino, solo disputó un partido con el primer equipo y fue de Copa del Rey en Ceuta. Y tampoco es que haya hecho carrera con la selección de su país, ya que al parecer solo ha disputado un partido. Según lei acaba de volver a un club de su país.

También decirte que a mí me gustaba bastante también su hermano, Iván Merino, que era un lateral derecho de esos modernos (tipo Alves, bueno, tal vez mejor tipo Ratinho) que no paraba de correr la banda. Sin embargo tampoco ha llegado a mucho y ahora creo que juega en el Alcudia en la 3ª División de aquí.

Un saludo.

Bruno_1 dijo...
1 de abril de 2011, 22:02  

Hola!

He descubierto tu blog, y me ha gustado mucho, da gusto encontrar a

Por si lo quieres vistar, mi blog es http://elblogdebruno1.blogspot.com, escribo un poco de todo.

Voy a hacerme seguidor. Me gustaría hacer un intercambio de links, pásate por mi blog y déjame un comentario en la entrada más reciente. Suerte con el blog.

Un saludo!!!

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores