Él también jugó en el Mallorca

Escrito el lunes, 16 de abril de 2012 ·

Son las 17 horas del domingo 24 de marzo de 1996. Anselmo José Sanabria Cruz, a sus 21 añitos, está como un niño con las botas nuevas sobre el césped del Lluís Sitjar y con una camiseta roja del Mallorca con el dorsal nº 26 a la espalda que indica que es el cuarto jugador con ficha del Mallorca B que va a jugar esa temporada después de Manolo Moyá, Juanjo Doblas y Josemi Pérez. Durante toda esa semana ha estado entrenando a las órdenes de Víctor Muñoz Manrique junto a su compañero del B Juan Ramón Rodríguez. El sábado salta la noticia de que Rodri no puede jugar con el primer equipo porque si lo hiciera su edad (24 años) le impediría volver a alinearse con el Mallorca B. Así que será Anselmo quien cubra la plaza vacante en el flanco derecho de la alineación titular del Mallorca debido a lesiones y sanciones.

Para la historia la alineación inicial de ese domingo de marzo frente al Alavés: Kike, Dani, Olaizola, Marcelino, Raúl, Anselmo, Soler, Copado, Stankovic, Masic y Vidal. En el descanso el partido seguía con el empate a cero inicial y Víctor Muñoz decidió prescindir de Anselmo para dar entrada a un renqueante Maqueda. Tan renqueante que solo duró cuatro minutos en el campo y tuvo que ser sustituído por Julián Ronda. El Mallorca acabó venciendo por 2-1 y Anselmo disputó sus únicos 45 minutos oficiales con el primer equipo. La enorme presión y la necesidad que había en el club por conseguir el ascenso a Primera División sí o sí le privaron de tener el espacio suficiente para ir creciendo y madurando como futbolista profesional. Si el Mallorca de aquella época hubiera estado consolidado en Primera División posiblemente habría tenido más oportunidades, pues técnicamente era un delicia de jugador, digno de la categoría de oro del fútbol español.

Tras haber jugado 3 temporadas en el Mallorca B, de las cuales dos en Tercera y la última en Segunda B (con debut en el primer equipo), Anselmo José Sanabria Cruz, natural de Sevilla aunque mallorquín de adopción, probó suerte en la U.E. Figueres de 2ª B, equipo en el que estuvo una sola temporada para regresar a las islas donde transcurrió el resto de su carrera futbolística: una temporada en 2ª B en el Sóller, después jugo dos temporadas en el At. Baleares y dos en Vilafranca, dos más en el Ibiza, de donde regreso para fichar por el Manacor, desde donde paso al Felanitx para después fichar por el Alcudia donde estuvo cuatro temporadas hasta su retirada a los 35 años en mayo de 2010. Anselmo, mediapunta con un exquisito trato al balón y que no le hacía ascos a la portería rival, jugó en estás 17 temporadas 510 partidos de liga en los que consiguió anotar 204 goles. Hasta en el día de su despedida tuvo una anécdota y es que, cuando iba a ser sustituído cerca del minuto 90 se lesionó un compañero y tuvo que ser sustituído éste y no él y era el tercer cambio. Sin embargo él igualmente abandonó el terreno de juego (aún dejando a su equipo con 10 jugadores) en el minuto 90, dándole su última camiseta a su hija.

Las últimas noticias lo señalan al frente del fútbol base de la U.E. Alcudia.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores