Padres e hijos

Escrito el lunes, 25 de noviembre de 2013 ·

No es un hecho corriente, pero sí se han dado algunos casos de padres e hijos que han defendido la camiseta de un mismo equipo. Que el padre llegue a un club, se quede a vivir en esa ciudad y su descendencia sea natural de esa misma ciudad es, hasta cierto punto, común. Lo raro es que el hijo sea también futbolista y que pueda jugar en el mismo equipo que su padre.

En el Mallorca es un hecho rarísimo. En verdad, tan solo he encontrado dos casos. Igual se me pierde alguno en la inmensidad de los tiempos y de los jugadores que no hayan disputado partidos oficiales. Uno de ellos ni siquiera cumple con la premisa del primer párrafo, ya que se trata de dos jugadores que llegaron al Mallorca procedentes de otro club y no sucedió que el padre se quedara a vivir en nuestra tierra y el hijo siguiera sus pasos.

1. El actor de cine y su padre.


Josep Munné Sempere nació en Igualada (Barcelona) el 16 de febrero de 1926. Delantero, debutó a los 21 años, el 9 de marzo de 1947, en Primera División en las filas del R.C.D. Español, marcándole un gol a José María Busto, portero del Sevilla F.C. La temporada siguiente la pasó también en el club perico, haciendo las maletas en la temporada 48/49 para ir a jugar al E.C. Granollers. El Mallorca se debió fijar en este delantero en el invierno de 1949, ya que su debut con la elástica bermellona se produjo el 12 de febrero de 1950, en una victoria por 3 a 2 frente al Club Real Murcia. Munné padre disputó 4 partidos de Segunda División con el Mallorca, marcándole 1 gol a la U.D. Salamanca. Tras finalizar la temporada partió hacia Valladolid, donde estuvo jugando la temporada 50/51.

Su hijo, Josep Munné Suriña nació en Barcelona el 3 de julio de 1953. Delantero criado en las categorías inferiores del F.C. Barcelona, sus actuaciones con el equipo juvenil blaugrana en los campos de tierra de la isla y, sobre todo, un partido contra el Virgen de Lluc en el que consiguió anotar 4 goles, no habían pasado desapercibidas para el club decano, que en el verano de 1971 consiguió su cesión por una temporada. Aquí coincidió con el también prometedor delantero de Palma, Juan Roselló, y con una vieja gloria del barcelonismo como Chus Pereda. Pep Munné acumuló 9 partidos de Segunda División y 1 de Copa del Generalísimo con la camiseta barralet, sin conseguir perforar la meta adversaria en ninguno de ellos. Su carrera como profesional del fútbol no prosperó adecuadamente ya que tampoco en el Rayo Vallecano 74/75 consiguió hacerse un hueco. Así que se tiró al mundo de la farándula y se hizo actor. Una faceta en la que le fue mucho mejor que como futbolista, a pesar de las buenas maneras que apuntaba en el juvenil del F.C. Barcelona.

2. Con el nombre del abuelo.

Blas Armero Gallego, nacido en Socuéllamos (Ciudad Real) el 17 de febrero de 1936. Futbolísticamente era conocido como Doro, diminutivo del nombre de su padre, Isidoro, muerto en la Guerra Civil. Recio defensa, inició su andadura balompédica en el equipo de la Pobla Llarga, en Valencia. De ahí pasó al C.D. Alcoyano y, acto seguido, al Hércules C.F. En 1961, con un equipo alicantino en la ruina total, fichó por el Mallorca, cumpliendo así su sueño de jugar en Primera División. Doro se mantuvo en el Mallorca durante 9 temporadas, hasta la temporada 69/70. En total fue alineado en 248 partidos oficiales y anotó 4 goles. Tras dejar el Mallorca jugó una temporada en el C.D. Atlético Baleares y luego se quedó a vivir en Palma.

Francisco Armero Sanz vino al mundo el 2 de noviembre de 1962 [gracias a la corrección de Lyd] en Palma de Mallorca, cuando su padre iba a iniciar su tercera temporada en el Mallorca. Conocido también con el diminutivo del nombre de su abuelo, Doro fue creciendo en la cantera del Mallorca hasta alcanzar el equipo filial del Mallorca la temporada 81/82. Un filial que se llamaba, oficialmente, U.D. Collerense del R.C.D. Mallorca y jugaba sus partidos habitualmente en el ya desaparecido campo de tierra de Son Mas, justo delante del aeropuerto. Doro acumuló 171 partidos en el filial del Mallorca hasta la temporada 86/87, y vio como otros jugadores tales como Pascual, Crespí, Molina o Miquel Ángel Nadal sí lograban un hueco en la primera plantilla, mientras que él tan solo pudo jugar 2 partidos de Copa del Rey y el famoso partido de la huelga de profesionales en 2ª División el 9/9/84 frente al Granada C.F.

5 comentarios:

Lyd dijo...
19 de marzo de 2014, 3:28  

Francisco armero sanz no nacio en esa fecha, estas mal informado

Xesc dijo...
19 de marzo de 2014, 7:11  

La fecha de nacimiento de Francisco Armero Sanz que puse fue la que encontré en varias páginas web de internet.

Si está equivocada te pediría si, por favor, puedes facilitarme la fecha correcta para modificarla.

Gracias por responder.

Lyd dijo...
19 de marzo de 2014, 11:22  

Es el 2 de noviembre de 1962

Xesc dijo...
19 de marzo de 2014, 11:43  

Gracias por el fantástico aporte.

Lyd dijo...
19 de marzo de 2014, 11:55  

De nada! Es mi padre ;)

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores