El Mallorca contra la Piedra Germana

Escrito el miércoles, 29 de diciembre de 2010 ·

El décimo puesto conseguido por el Mallorca de Fernando Vázquez en la temporada 1999/2000 permitió al conjunto bermellón disputar la Copa Intertoto, una competición que la UEFA había empezado a patrocinar en el año 1995. La Real Federación Española de Fútbol había inscrito al Celta y al Mallorca en dicha competición, tras petición de los propios clubes interesados y gracias a su clasificación final. El Mallorca, como peor clasificado, entró en la segunda ronda de la competición y el sorteo le deparó enfrentarse al vencedor de la eliminatoria previa entre el equipo rumano F.C. Ceahlaul Piatra Neamt y el estonio J.K. Narva Trans. Con sendas victorias (2-5 y 4-2) saldó la eliminatoria el equipo rumano y se convirtió, de este modo, en el rival del Mallorca en dos partidos que deberían disputarse el 1 y el 8 de julio de 2000, primero en Palma y luego en Piatra Neamt. Un equipo rumano que venía también cargado de problemas, pues su entrenador, Viorel Hizo, había presentado la dimisión días antes porque el presidente Gheorghe Stefan le había querido hacer la táctica y debía ser su segundo entrenador Toader Stet el que dirigiera el partido.

Ese verano Fernando Vázquez había terminado su contrato con el Mallorca y no había sido renovado. Mateu Alemany, consejero delegado, había conseguido su sueño para el club decano: fichar a Luis Aragonés, el sabio de Hortaleza. Una de las primeras decisiones que tomó Aragonés en el club fue ningunear la Intertoto. Se negó a disputarla con sus jugadores del primer equipo, así que, en realidad, fue el Mallorca B de Juan Ramón López Caro el que hizo frente a la competición. Se supuso que para los chavales del filial y de los juveniles sería un premio disputar esos partidos europeos. Luis Aragonés no estaba dispuesto a trastocar su planificación veraniega por ese torneo que, aunque a la larga podía ofrecen un puesto en la copa de la UEFA, no le resultaba más que una pachanga veraniega. En concreto el Mallorca inscribió para esa eliminatoria a: Miki, Alberto Cifuentes y Rafa (porteros); Álvaro Cámara, Pelegrín, Cordero, CandelaBuades, Jacobo y Rubiales (defensas); Viale, Benjamín, Álvaro Novo, Riera, Romerito, Robles, Marañón, Campano y Mateo (centrocampistas) y Güiza, Ramón, Jonathan Sesma, Roberto Merino y Jesús Perera (delanteros). La idea era que el primer equipo entrara en liza a partir de la cuarta eliminatoria.

Así pues fue un Mallorca B aún en formación el que se enfrentó al equipo rumano en la segunda ronda de dicha competición. Concentrados desde el día anterior en el Golf Bendinat, el Mallorca realizó una suave sesión de entrenamiento el mismo día del partido. El sábado 1 de julio de 2000, a las 21 horas, se disputó en el estadio de Son Moix el partido de ida con la baja en los locales de Albert Riera con un fuerte golpe en el gemelo de la pierna derecha y de Álvaro Cámara. A pesar de los precios populares (entre 1000 y 2000 pesetas) y de tener los socios de la temporada 1999/2000 entrada gratuita, el campo presentó una pobrísima entrada. Con arbitraje del alemán Xaveer Wack, López Caro pudo hacer jugar de inicio a Miki, Cordero, PelegrínCandela, Rubiales, Robles, Benjamín, Campano, Sesma, Güiza y Marañón. Se adelantó el Mallorca en el primer minuto al rematar Pelegrín un balón que dejó muerto la defensa rumana, lo que hacía preveer un partido plácido para los locales, pero nada más lejos de la realidad. En el minuto 25 empataron los rumanos gracias a un gol de Perja. No tardó mucho en reaccionar el Mallorca y Dani Güiza, finalizando una magnífica jugada de Julián Robles, marcaba el 2-1 a la postre definitivo en el minuto 37. No tuvo suerte el Mallorca en la segunda parte ya que estrelló hasta tres balones en los postes de la portería de Lefter. Quedaba pues, todo pendiente para el partido de vuelta a disputar en tierras rumanas siete días más tarde.

Tras un largo viaje, el Mallorca disputó el partido de vuelta el sábado 8 de julio de 2000 a las 16 horas en el estadio Ceahlaul ante unos 3.000 ruidosos espectadores y con una asfixiante temperatura de casi 40 grados centígrados. López Caro, con las bajas de Riera, Buades, Ramón y Álvaro Cámara, alineó a Miki, Cordero, Rubiales, Pelegrín, Viale, Álvaro Novo, Romerito, Robles, Campano, Güiza y Jesús Perera. Mateo entró por Perera en el minuto 65 y el peruano Roberto Merino por Campano en el 77. Arbitró correctamente el austriaco Manfred Schuttengruber. Se adelantó el Mallorca en el minuto 11 por mediación del jerezano Güiza, lo que parecía poner la eliminatoria de cara el conjunto bermellón; sin embargo a penas diez minutos después, en el 21 iba a empatar Soimaru. Con empate se llegó al descanso. Una salida en tromba del conjunto rumano hizo que en el minuto 57 Hrib igualara la eliminatoria. Tras ese gol el Mallorca estiró un poco sus líneas y dispuso de varias ocasiones para conseguir el gol del empate, pero, como suele pasar siempre con equipos tan jóvenes, un error defensivo a falta de seis minutos para acabar el partido permitió al veterano jugador rumano Axinia establecer el 3-1 definitivo. En el banquillo rumano, por cierto, había un nuevo entrenador: Mircea Nedelcu.

Mateo Alemany, desplazado con la expedición a Rumanía declaró que "la eliminación ha sido injusta porque fuimos superiores en los dos partidos. El árbitro permitió un juego muy duro por parte de los rumanos, pero eso no es excusa. La eliminación no supone un palo muy importante en los planes del club. La participación ha sido positiva porque todos han podido ver que tenemos jugadores con un grandísimo futuro". Y no se equivocó Alemany, pues de los jugadores que participaron o pudieron participar en dicha eliminatoria Miki, Cordero, Novo, RieraRomerito, Robles, Campano, Merino, Güiza y Jesús Perera, unos más y otros menos, llegaron a jugar con el primer equipo del Mallorca. Y otros como Buades, Jonathan Sesma o Rubiales también conocieron las mieles de la Primera División, aunque fuera lejos de la isla.

1 comentarios:

Gontxo dijo...
5 de enero de 2011, 13:10  

Llevaba un tiempo queriendo comentar esta entrada. Aparte de la lastima que fue dejar escapar la intertoto, o al menos esta ronda que parecía sencilla, se podría hacer un repaso de aquellos integrantes del filial.

Ya no solo en el tema debutar con el primer equipo. Por ejemplo, a Merino, no le recuerdo verle con el Mallorca, pero sí ha habido otros que labraron una buena carrera. Pelegrin ha estado bastantes años en 2ª, Robles, pasó de itnernacional sub21 a hundirse en 2ªB, Rubiales ahi le vemos como flamante presidente de la AFE, Buades tuvo bastante exito en el Albacete... y por supuesto Guiza o Riera han sido jugadores de primer nivel. Novo tb pero se desinfló misteriosamente... Son ejemplos de como pueden evolucionar cada jugador.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores