Tramposos desde siempre

Escrito el sábado, 18 de diciembre de 2010 ·

Domingo, 24 de noviembre de 2002. El Mallorca de Gregorio Manzano, que viene de firmar la mejor racha de su historia con 7 victorias consecutivas (Athletic 0-2, Español 2-0, Betis 0-1, Osasuna 2-0, Valladolid 1-3, Alavés 2-1 y Rácing 1-2), recibe en Son Moix al Villarreal en partido correspondiente a la undécima jornada de liga. A un Villarreal que aún era el modesto Villarreal de una pequeña población de la provincia de Castellón y vestía con pantalón azul y lo entrenaba Benito Floro. En caso de victoria mallorquinista alcanzaremos, tras años después, el primer lugar de la tabla clasificatoria de Primera División. Para contemplar tan interesante partido 16.400 espectadores se dan cita en el estadio. Manzano alinea a Leo Franco, Cortés, Olaizola, Nadal, Poli, Marcos, Novo, Ibagaza, Riera, Eto'o y Pandiani y no realiza cambios en todo el partido. Él es así, ya lo iremos descubriendo poco a poco.

Las crónicas de ese partido hablan de "mal de altura" para el Mallorca, demasiado tensionado con la posibilidad de alcanzar el liderato como para hacer un buen partido. Se adelanta el cuadro castellonense en el minuto 21 merced a un extraño gol de Martín Palermo, no por el gol en sí, si no por cómo se produce la jugada. Vista desde la tribuna sol alta, Marcos intenta ceder un balón sin mirar a Leo Franco desde la medular del campo mallorquinista sirviéndoselo en bandeja a un Palermo que se había quedado viviendo en fuera de juego. ¿El gol más sencillo de su vida? Posiblemente uno de los más fáciles, sin duda. En el minuto 55 empata Pandiani para el Mallorca y las embestidas finales, con Ibagaza tomando el mando de las operaciones rojillas, se cierran con un remate al palo de Poli y un disparo del mismo Ibagaza que sale rozando el palo de la portería defendida por Pepe Reina. Desde la grada uno se queda entre la incredulidad y la cara de tonto por el gol encajado. Esquinas Torres, el colegiado madrileño, deja más dudas aún entre la parroquia rojilla pues debería haber sancionado infracción si la jugada, que le pilla bastante cerca, fuera en algún punto ilegal. Será la rueda de prensa posterior al partido la que aclarará todos los misterios.

Marcos Martín de la Fuente, que ha vuelto al Mallorca curtido después de mil batallas, nos da la explicación sobre la ilegalidad de la jugada. "Palermo fue más listo que yo", reconociendo que pasó el balón atrás sin mirar al oír los gritos de un jugador al que creyó compañero suyo "Marcos, Marcos, pásamela". Respecto a la actuación arbitral en esa jugada puntual y decisiva, Marcos declaró que "no es normal que no pitase nada", aunque también reconocía que, si no había oído nada "es normal que no se guiara por intuiciones y es normal que no pitara nada". Manzano no quería hacer leña del árbol caído y sentenciaba un manido "el fútbol es de listos y Palermo lo fue más que Marcos". 

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores