Manolo Preciado

Escrito el jueves, 7 de junio de 2012 ·

Manuel Preciado Rebolledo, lateral de los de antes, de los rocosos y difíciles de superar, aunque también podía jugar como libero, nació en Astillero, Cantabria, el 28 de agosto de 1957. Entre 1977 y 1982 jugó en la primera plantilla del Rácing de Santander, club que lo había formado desde la base. La primera huelga de futbolistas españoles le dejó marcado, al ser uno de los máximos cabecillas sindicales de los jugadores. Así, a pesar de ser el capitán del equipo, el Presidente del Rácing de Santander lo echó y tuvo que buscarse cobijo en el modesto Linares C.F. de 2ª División. Allí jugó durante dos temporadas a las órdenes de su máximo valedor, el entrenador Nando Yosu, convirtiéndose en titular indiscutible del cuadro jienense en sus momentos históricos en la categoría de plata española.

A finales de mayo de 1984 el Mallorca estaba buscando jugadores tras el inesperado descenso a 2ª División de la temporada anterior. Hay que decir que el Mallorca ya había ido tras él durante el verano anterior gracias a su amistad con el jugador mallorquinista Verón ya que ambos habían defendido juntos la camiseta del Rácing, pero no se pudo concretar el fichaje en ese momento. El día de su presentación Miquel Contestí declaró que el jugador había rechazado otra oferta del Murcia para jugar en el Mallorca. En el acto de su presentación, realizado el 22 de mayo de 1984,  se recordó también a los periodistas asistentes que Preciado había sido una vez internacional sub-21 con España en un partido disputado en Chipre. Su debut "oficioso" ante la afición mallorquinista llegó en el Ciudad de Palma de 1984, en el primer partido frente a la Universidad Católica de Chile, formando línea defensiva con Chano, Sabido y Gallardo, resguardando al cancerbero Zubeldía. Lo único reseñable de ese día fue el clarísimo penalti cometido sobre un delantero y que el colegiado Miguel Pérez no le señaló. El Mallorca perdió 0-2. Esa temporada con el Mallorca consiguió la titularidad en la jornada 6 y se mantuvo como titular hasta la jornada 13, el 25 de noviembre, fecha en la que el Mallorca cayó humillado en el Lluís Sitjar por el Lorca 1-3 y el entrenador, Manolo Villanova, decidió prescindir de él y darle el puesto de lateral titular a Dacosta. Preciado no volvió a aparecer en las alineaciones hasta final de temporada, participando en 4 de los últimos 8 partidos. Sus números en liga con el Mallorca hablan de 13 partidos jugados, de los cuales 9 de titular, 862 minutos disputados y 1 tarjeta amarilla recibia.

Al finalizar la temporada en el Mallorca, sin pena ni gloria, fichó por el C.D. Alavés, equipo de Segunda División B, el 1 de agosto de 1985, un cuadro albiazul que, casualidades de la vida, entrenaba también Nando Yosu.

Hoy, con 54 años de edad nos ha dejado a causa de un infarto. Una muerte que, personalmente, me ha causado un shock similar al que me produjo la muerte de Ángel Pedraza, pues son unos de los primeros jugadores que he visto jugar en el Mallorca y fallecen.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores