El Mallorca y las selecciones "raras"

Escrito el miércoles, 11 de noviembre de 2009 ·


Entiéndase por selecciones raras a selecciones que, o bien ya no existen, o se reunen tan pocas veces que son excepcionales. En este post voy a hablar de la selección olímpica, la selección amateur, la selección B, la selección sub-23, la selección militar y la selección universitaria. ¿A que de muchas de ellas no habíais oído ni hablar? Yo tampoco. Así que bucear en su historia ha sido todo un gustazo.

SELECCIÓN OLÍMPICA

Siguiendo los criterios de los grandes historiadores del fútbol español, no es selección olímpica más que aquella que participa en unos Juegos Olímpicos, no la que aspira a participar en las fases de clasificación. También hay que decir que el fútbol español debutó en unos Juegos Olímpicos, los de Amberes 1920 y tanto en Amberes 1920 como en París 1924 y Amsterdam 1928 España envió a la mejor selección que podía enviar, es decir que la selección olímpica se solapó con la selección A. En fin, partiendo de estas premisas hay que señalar que el Mallorca no tuvo representación ni en las selecciones anteriormente descritas ni en las de México 1968, Montreal 1976 o Moscú 1980. Los primeros seleccionados olímpicos fueron los ya archiconocidos Francisco Soler Atencia, Gabriel Vidal Nova y Antonio Pinilla Miranda, este último cedido por el F.C. Barcelona. Soler participó en 4 partidos y anotó 1 gol a Egipto. Vidal y Pinilla participaron en 2 encuentros cada uno, sin llegar a ver portería. Ninguno de los tres jugó en la famosa final del Camp Nou contra Polonia ganada por 3-2 con un gol de Kiko en el último minuto. En los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 tampoco acudió ningún jugador del Mallorca. A los de Sidney 2000 fue convocado por Iñaki Sáez el delantero Alberto Luque Martos, que participó en 2 partidos de la primera fase, produciéndose su debut el día 14 de septiembre de 2000 en la victoria por 3-0 frente a Corea del Sur.

SELECCIÓN AMATEUR

Esta selección existió entre 1955 y 1984 y ningún jugador del Mallorca fue nunca convocado para participar en ella.

SELECCIÓN B

Entre 1940 y 1981 tuvo vida la selección B, formada por jugadores a punto de dar el salto a la selección absoluta. Ningún jugador del Mallorca fue seleccionado nunca.

SELECCIÓN SUB-23

Esta selección existió entre 1967 y 2005. Era la selección encargada de disputar las fases clasificatorias para los Juegos Olímpicos. El 4 de febrero de 1987 el seleccionador Miguel Muñoz convocó al centrocampista mallorquinista Antonio Orejuela Rivero para el partido clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Seul 88 entre Irlanda y España que acabó con empate a 2 en tierras británicas. Ese día de su debut Orejuela disputó 15 minutos. Al partido siguiente, el 13 de mayo de 1987 fue convocado Luis García García para jugar los 90 minutos del Hungría-2 España-1. Antonio Orejuela y Luis García acumularon 4 convocatorias cada uno.  El 13 de octubre de 1987 fue convocado Francisco Higuera Fernández, pero no llegó a debutar en el partido que España perdió contra Francia por 1-2 en El Plantío de Burgos. Francisco Soler Atencia fue convocado por Ladislao Kubala el 9 de octubre de 1991 para el partido amistoso España-1 Bélgica-1 de preparación de los Juegos Olímpicos de 1992. En total Chichi Soler fue 7 veces internacional sub-23. El 15 de enero de 1991 fue convocado Antonio Pinilla Miranda para el partido amistoso que España ganó por 4-2 a Grecia. Pinilla fue convocado en 3 partidos como mallorquinista.  Gabriel Vidal Nova debutó en el útlimo partido preparatorio para los Juegos Olímpicos en que España ganó 3-2 a Corea del Sur en el Luis Casanova de Valencia el 27 de mayo de 1992, el mismo día que Vicente Miera se hacía cargo de esta selección. Fue su única internacionalidad en dicha categoría. No volvió a reunirse esta selección hasta cinco años después, y lo hizo para disputar los XIII Juegos del Mediterráneo celebrados en Italia. Para esa competición Javier Clemente convocó a Juan Carlos Valerón Santana, que debutó el 19 de junio de 1997 en el partido Bosnia Herzegovina-0 España-0. España acabó cuarta esta competición y Valerón disputó los 4 partidos. Ocho años más tarde España mandó a la selección sub-23 a los XV Juegos del Mediterráneo disputados en Almería. Iván Ramis Barrios fue convocado por Juan Santisteban, debutando el 23 de junio de 2005 en la victoria por 2-0 frente a Malta. Al final España se hizo con el título de campeón y Ramis participó en 4 partidos.

SELECCIÓN MILITAR

Esta selección existió entre 1964 y 1968, en los años más duros del régimen anterior. Ningún jugador del Mallorca llegó a debutar en ella. Sin embargo hay un jugador que fue convocado a dos partidos. Se trata del portero José María Rovira Sáenz, más conocido en el Mallorca como Rovira II. Era un portero que, criado en la cantera del R.C.D. Español, fue fichado del Hospitalet la temporada 1965/1966 y que se fue al año siguiente al C.E. Sabadell. En el Mallorca, a la sombra de Vicente, disputó un único partido en Primera División, saldado con victoria por 3-1 frente al Athletic Club. Pues bien, Rovira II fue convocado para los dos partidos frente a Estados Unidos de la fase de clasificación del XV Campeonato del Mundo, disputados el 16 de diciembre de 1965, con victoria española por 5-0 en Murcia y el 26 de enero de 1966 en Frankfurt am Main, con victoria española por 0-5.

SELECCIÓN UNIVERSITARIA

Desde los años 40 se disputaron partidos entre universitarios, pero se hacían fuera del ámbito de la Federación Española de Fútbol, así que no eran oficiales. Así pues, la única selección universitaria oficial de la historia fue la que disputó la XX Universiada de Palma en 1999. En esta selección dirigida por Teodoro Nieto no había ningún jugador del Mallorca, aunque sí figuraba en ella el mallorquín Jaume Miquel Ramis Pieras, jugador del Constancia de Inca.

1 comentarios:

Gontxo dijo...
12 de noviembre de 2009, 2:44  

Y tanto que gran post. Jamás había oido eso de Selección Militar y nunca supe supe muy bien eso de la Selección B. Un gran trabajo.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores