El primer goleador internacional: Cuqui Nadal

Escrito el martes, 3 de noviembre de 2009 ·


Después de varios entrenos preparatorios de la IX Copa Príncipe Alberto de Mónaco, el 2 de noviembre apareció la lista definitiva de convocados y en ella se encontraba Sebastián Nadal Mejías.

Del 12 al 16 de noviembre de 1979 se celebró la IX Copa Príncipe Alberto de Mónaco de selecciones juveniles. Jesús Pereda, que había sido jugador del Mallorca en el ocaso de su carrera en la temporada 1970/1971, era el seleccionador español sub-18 y, por lo tanto, el encargado de hacer la selección de jugadores. Entre las muchas figuras en ciernes, debemos fijarnos en un delantero de nombre Sebastián Nadal Mejías. Y lo haremos porque era jugador del Mallorca. El segundo jugador del Mallorca llamado por un seleccionador nacional en toda la historia. Nadal, nacido un 3 de octubre de 1963, acababa de cumplir 16 años y ya era llamado por la selección. En el Mallorca acababa de debutar en el primer equipo en la que iba a ser una histórica temporada en Tercera División, la primera que se disputaba en un grupo balear propio y que acabó con el ascenso del club bermellón a Segunda B de la mano de Antonio Oviedo, que si bien al principio se mostró reacio a alinear al joven delantero, al final sucumbió a base de goles.

España, que había sido encuadrado en el grupo A, debutó el 12 de noviembre de 1979 y nuestro querido Sebastián "Cuqui" Nadal calentó el banquillo durante todo el partido contra Francia. El partido se saldó con derrota hispana por 3-1. A Nadal no le quedó más remedio que consolarse en el banquillo, junto a Ángel Pedraza, viendo jugar a gente como Andoni Zubizarreta, Roberto Fernández, Urbano Ortega, o nuestros más cercanos Sebastián López "Chano" o Jesús García Jiménez.

El 14 de noviembre tocaba el segundo partido, en esta ocasión contra Checoslovaquia. Nadal volvió a empezar el partido en el banquillo, pero al inicio de la segunda parte fue puesto a calentar por Jesús Pereda pues tocaba intentar remontar el gol inicial de los checos y era necesario un delantero de refresco. Así, a los 12 minutos de la reanudación Sebastián Nadal sustituyó a Lacalle, pero España no pudo empatar y terminó perdiendo el partido por 1-0.

El 16 de noviembre había que disputar el intrascendente tercer partido ya que España estaba eliminada del torneo antes de jugar. Ya eliminados y sin los nervios atenazando a nuestros jugadores, estos hicieron el mejor partido del torneo y derrotaron a una selección belga, que llegaba invicta, por 1-0. Sebastián Nadal jugó los 90 minutos formando trío atacante con Conde y Urbano, entendiéndose a las mil maravillas con ellos y disponiendo de varias ocasiones para marcar que no pudo materializar.


Otra fecha histórica para Sebastián Nadal (y, de paso, para el Mallorca) llegó el 30 de enero de 1980, fecha en la que en un amistoso de la selección juvenil contra Portugal de preparación de la fase previa de clasificación del Campeonato de Europa, disputado en el Vivero de Badajoz, Nadal anotó el primer gol internacional de un jugador del Mallorca en toda su historia. Corría el minuto 53 del partido cuando aprovechó un buen pase para adentrarse en el área y batir al portero portugués de un disparo raso junto al palo.

Sebastián Nadal fue traspasado en la temporada siguiente al Atlético de Madrid, club en el que no llegó a jugar en partido oficial con el primer equipo. Fue cedido por los colchoneros al Calvo Sotelo de Puertollano para que acabar de formarse, pero esa formación definitiva nunca fue suficiente para los madrileños y acabó su carrera en el Villarreal.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores