Mauro Javier Potenzoni

Escrito el jueves, 8 de octubre de 2009 ·


Nuestro zurdo héroe de hoy, defensa central o lateral izquierdo, nació el 23 de marzo de 1974 en Buenos Aires. Entre 1992 y 1997 creció en las categorías inferiores del Club Deportivo Español de Buenos Aires. En 1997, junto a otros compañeros, reclamó la libertad a dicho club, ya que su contrato había finalizado en enero de ese mismo año, pero una resolución judicial impedía tocar el patrimonio del club y el asunto acabó en una huelga de futbolistas argentinos. Al final resolvieron los tribunales deportivos, con el beneplácito de la A.F.A., y Potenzoni consiguió la libertad sin tener que abonar ni un peso a los gallegos. En 1998 el Club Deportivo Español cerró sus puertas por orden judicial, debido a la multitud de requerimientos de quiebra que pesaban sobre el club, aunque días después retomó su actividad. Con la carta de libertad en la mano, Potenzoni saltó el charco y gracias a su doble nacionalidad ítalo-argentina decidió probar fortuna en el Brescia Calcio, pero fue descartado por el entrenador de los lombardos Materazzi. Firmó entonces por el Club Argentinos Juniors que acababa de conseguir el ascenso a la Primera División Argentina. Alli, en un equipo muy joven, con jugadores como Federico Insua (18 años), Cristian Ledesma (19 años), Diego Markic (21 años) o Diego Placente (21 años) disputa el torneo apertura y el clausura, quedando en octavo lugar de la clasificación en ambos.

La temporada 1998/1999 recala en el Mallorca B, recién ascendido a Segunda División por primera y única (de momento) vez en su historia. En su haber unas cuantas temporadas en la Primera División Argentina y alguna que otra internacionalidad juvenil con la albiceleste. Es de suponer que la opinión de Héctor Cúper, Eduardo Basigalup y Juan Manuel Alfano fuera tenida en cuenta a la hora de decantarse por este refuerzo. Junto a él llegan también de la liga argentina Rodrigo Braña (de Quilmes) y Fernando Ortiz (de Boca Juniors) y, de la liga española, Leo Franco (del Mérida). Esa única temporada suya en el Mallorca B disputa 31 partidos, anotando 1 gol en la portería contraria. En total viste la casaca bermellona durante 2584 minutos, en los que le da tiempo a recibir 18 tarjetas amarillas y 1 roja. Inmerso el filial en la lucha por la salvación y con el primer equipo cuajando una temporada histórica, no tiene ocasión para debutar en el primer equipo, en donde Marcelino, Siviero, Fernando Niño y Olaizola le cierran las puertas del centro de la defensa.

Al abandonar el fútbol se dedicó profesionalmente a su gran pasión: el bajo, siendo bajista de Charlie Desidney, Mantua o Eloisa López. Desde 1994 a 1997 formó el grupo Revueltos con el que sacó su primera maqueta "Revueltos Vol.1". Entre 2000 y 2003 con su grupo X.X. sacó dos L.P. "Música para sonámbulos" y "No es lo que ves" más un E.P. "Crónicas". "Transfermando", en 2006, es su primer trabajo como solista bajo el nombre de PJ Mauro, con el que espera sacar nuevo disco en el año 2009.

Como él mismo indica "Nací en Buenos Aires en el año 1974. Mis comienzos estan ligados al deporte, el fútbol. Lo practiqué desde los 6 años haciéndome profesional a los 18 años. Siete años de profesionalismo, con experiencias en Seleccionados Juveniles (1991/1993), y un recorrido por la Primera División Argentina (1992 a 1997), Segunda División Española (RCD Mallorca 1998/1999) fueron suficientes. Tiempo de otras inquietudes y proyectos personales."

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores