Au revoir Europa

Escrito el jueves, 21 de mayo de 2009 ·

El jueves 25 de marzo de 2004 disputó el Mallorca el que es, por el momento, su último partido en competición europea. El partido no invitaba al optimismo pues en el partido de ida de los octavos de final, celebrado el famoso 11-M, el Newcastle United nos había ganado por 4-1. El gol de Correa en la segunda parte parecía encarrilar la eliminatoria a nuestro favor, pero cuatro goles de las urracas en el último cuarto de hora, llevaron el delirio al Saint James Park. Así pues, los chicos de Luis Aragonés estaban más centrados en conseguir la permanencia en la liga, en la que estaban cuatro puntos por encima del descenso, que en la competición europea en la que ya habíamos eliminado al Apoel de Nicosia (1-2 y 4-2), F.C. Copenhague (1-2 y 1-1) y Spartak de Moscú (1-3 y 1-0).

El Mallorca presentaba las bajas de Edu Moya, Cortés y Colsa por sanción, Olaizola y Nadal por lesión y Pereyra y Delibasic por no estar inscritos en la competición y llegaba al partido después de haber sido goleado 5-1 por el Valencia el fin de semana anterior. El Newcastle llegó a Palma acompañado por más de 2.000 seguidores que ocuparon y tiñeron de blanco y negro todo el fondo norte del Ono Estadi, y, también, con la noticia de la renovación de su entrenador Bobby Robson y el eco de una pelea acaecida en el aeropuerto de Newcastle entre su jugador estrella Craig Bellamy y el segundo entrenador. Luis Aragonés, como ya hemos dicho más pendiente de la liga que del torneo europeo, alineó de entrada a Miki, Ramis, Poli, Lussenhoff, Marcos, Nagore, Finidi, Toni González, Perera, Bruggink y Nené. Por si había pocas bajas Marcos se retiró lesionado en el minuto 35, siendo sustituido por Campano. Toni González sufrió una lipotimia en el descanso y fue suplido por Fernando Niño. Finalmente Eto'o sustituyó a Ramis en el minuto 50. La primera parte fue de dominio mallorquinista, pero no supo traducirlo en goles. Un disparo del tulipán Bruggink a los 7 minutos fue la acción más peligrosa en este primer período.

En el descanso, el galés Bellamy y compañía, es decir, los suplentes del Newcastle, se dedicaron a provocar a la parroquia local, mandando todos los balones con los que peloteaban, bien fuera del estadio, bien a las manos de sus ruidosos hinchas. En el primer minuto de la segunda parte, un error de Miki lo aprovechó el veterano Alan Shearer para establecer el 0-1 y sentenciar la eliminatoria si es que ya no lo estaba. La salida explosiva de Eto'o mejoró bastante al Mallorca, pero ya estaba todo decidido. En el minuto 78 de partido un provocador Bellamy anotó el 0-2 y en el 89 de nuevo Shearer marcó el 0-3 definitivo.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores