Mika Lipponen

Escrito el lunes, 4 de mayo de 2009 ·

Nacido en las frías tierras de Kaarina, en el oeste de Finlandia, el 9 de mayo de 1964, Mika Lipponen fue el ariete que vino del frío y que se marchó derretido por el calor mallorquín, no tanto del público como del climatológico. Hay que recordar que en Finlandia difícilmente llegan a los 20 ºC en verano.

Nuestro querido y poco añorado rubito Mika Lipponen se formó en las filas del Turun Palloseura Turku o más familiarmente conocido como TPS Turku, club que se encuentra a menos de diez kilómetros de su villa de nacimiento siguiendo la carretera 110 y donde jugó desde el año 1981 hasta el 1985, consiguiendo 57 goles en 81 partidos. Los años 1984 y 1985, apenas superados los 20 añitos, fue máximo goleador de la liga finlandesa (sin duda un logro enorme) con 22 y 25 goles.respectivamente. Supongo que fueron esos datos los que alertaron al Mallorca de Miquel Contestí de que una figura en ciernes estaba creciendo en tierras del oeste de Finlandia. Un gol marcado a la selección española fue la última prueba que necesitaban en esa época aún huérfana de videos y estudios pormenorizados de los fichajes extranjeros. Y fueron decididos a traérselo a la isla.

Mika Lipponen firmó contrato por tres años con el Mallorca en el verano de 1985, con el club estancado en Segunda División. A finales de noviembre de 1985 ya se le había dado permiso para que se buscara otro equipo por su notable y evidente falta de adpatación al fútbol de la Segunda División y al Mallorca en particular. En total en el Mallorca disputó 9 partidos (por ahí se lee que fueron 12, pero según las fuentes que yo he consultado son solo 9) sin conseguir ver la puerta contraria ni una sola vez, sin duda, muy afectado por el calor mallorquín. Fue titular frente al Sabadell, Cartagena, Recreativo, Rayo Vallecano, Deportivo y Tenerife y salió desde el banquillo en los partidos frente al Bilbao Athletic, Elche y Murcia. El cambio de entrenador, con Benito Joanet sustituido por Serra Ferrer fue lo que le acabó de matar futbolísticamente, pues si bien con el primero iba entrando y saliendo de las alineaciones, el pobler dejó de contar con él casi de inmediato. Sin embargo, como no habíamos tenido suficiente con el finlandés, el Mallorca fichó para sustituirle a otra perla, el chileno Jorge Pindinga Muñoz.

Así pues, el finlandés errante, nuestro goleador sin goles que vino del frío, debió hacer las maletas casi antes de deshacerlas y en diciembre de 1985 ya estaba jugando en Holanda, un lugar mucho más apropiado para sus características. Fue el Twente de Enschede de la Eiredivisie quien acogió a Lipponen entre su plantilla. Allí Lipponen se hizo un nombre y un hombre, quedando para la historia como uno de los jugadores más apreciados por sus seguidores. Debutó el 22 de diciembre de 1985 en un empate a dos frente al Excelsior. Esa primera media temporada disputó 14 partidos anotando 2 goles. La temporada 86/87 disputó 31 partidos anotando 7 goles. La temporada 87/88 disputó 27 partidos anotando 10 goles. La temporada 88/89 disputó 24 partidos anotando 3 goles y su última temporada en el Twente disputó 11 partidos anotando 2 goles, temporada en la que tuvo el honor de defender los colores rojos del Twente en competiciones europeas en 2 partidos sin anotar ningún gol. En la temporada 89/90, buscando nuevas y frías emociones, fichó por el equipo suizo del FC Aarau, donde jugó en tres temporadas 31 partidos anotando 3 tristes goles en su paso por la liga Suiza. Supongo que fue esa falta de poder anotador la que le hizo volver a su tierra natal para jugar la temporada 1992 en su primer equipo, el TPS Turku, allí disputó 9 partidos sin anotar ningún gol. No contento con su trayectoria, o al objeto de ganar los últimos dolares de una carrera profesional que se agotaba, fue traspasado a un equipo de la segunda división holandesa, al BV Emmen, donde la temporada 93/94 jugó 23 partidos anotando la escandalosa cifra de 2 goles. Los números mandan: su carrera profesional estaba finiquitada. De mientras le había dado tiempo a vestir en 46 ocasiones la camiseta de la selección nacional finlandesa, anotando 11 goles, el 45º jugador con más presencias y el 14º en cuanto a anotación en toda la historia del fútbol finlandés.

Una vez abandonada la práctica profesional del fútbol Mika Lipponen sigue ligado al mismo haciendo trabajos de scouting para el Feyenoord de Rotterdam.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores