Ariel Osvaldo Cozzoni

Escrito el viernes, 22 de mayo de 2009 ·

Famosas y recordadas son las frases de Bartolomé Beltrán anunciando por los altavoces durante una presentación de la primera plantilla del Mallorca que, por esa puerta (refiriéndose a la de entrada al campo) entraría Klimowicz. Al final, como de todos es sabido, Diego Klimowicz, no llegó nunca a aparecer por donde se le esperaba ya que prefirió los aires de la capital y fichar por el Rayo Vallecano.

Algo así pasó con nuestro invitado de hoy: Ariel Osvaldo Cozzoni. El Mallorca 90/91 estaba iniciando su pre-temporada en Font Romeu. Serra Ferrer había pedido (vaya vicio el de los entrendores de pedir) a un delantero resolutivo para su equipo visto que la temporada anterior había sido la mayor deuda de una plantilla que había sido, por otra parte, la menos goleada de la Primera División. El Mallorca se había fijado en el charrúa, aunque oriundo, de Huracán de Montevideo Jorge Antonio Regueiro, que vendría unos días a prueba, y en el argentino Cozzoni. Miquel Contestí, en plena canícula estival declaraba que "ahora mismo tiene muchas posibilidades de venir, porque es un jugador que gusta mucho a nuestro técnico". Apodado "la vaca" Cozzoni era definido como un nuevo Kempes, aunque con más cantidad de recursos técnicos. Y es que ya por aquél entonces no sabían como encarecer el producto los intermediarios. Incluso el Presidente Menem había requerido a Bilardo el porqué no lo había incluído en la lista definitiva para el Mundial de Italia 90. El Mallorca ofrecía algo más de medio millón de dólares, en dos plazos, a su club de origen, el Newell's Old Boys y parecía haber un principio de acuerdo. Desde Rosario empezaban a llegar noticias contradictorias, afirmando que ningún intermediario podía negociar el traspaso ya que el único poseedor de ese privilegio era el club rosarino.

El 7 de agosto el delantero aterriza en Palma al objeto de formalizar el contrato que le vinculará al Mallorca por tres temporadas con opción a una cuarta opcional. Contestí declaraba al respecto que "existen unas pequeñas diferencias de criterio, que son lógicas en estos casos", por otra parte de Cozzoni se supo que dijo que "he desestimado otras ofertas de equipos europeos porque ni a mi mujer ni a mí nos atrae adaptarnos a otros idiomas".

El 8 de agosto el delantero ya no estaba en Palma, a las 6'30 de la mañana abandonó su habitación de hotel junto a su representante y a los directivos del Newell's que le acompañaban camino a Niza, donde firmó contrato nada más aterrizar por el equipo de la Côte d'Azur. En realidad la espantada no fue tal espantada, si no que Contestí los sacó de su despacho, de muy mal humor y con malos modos, la tarde anterior, al saber que habían recibido otra oferta y que pedían cuarenta y ocho horas para estudiarla.

Ariel Cozzoni, jugó en el Niza la temporada 90/91 y al año siguiente se fue al Toluca de México, desde donde regresó a Argentina para jugar en Newell's, donde era el ídolo de la afición, Banfield y Central de Córdoba, donde se retiró en 1996.

3 comentarios:

Miguelbuke dijo...
23 de mayo de 2009, 12:57  

Joder, vaya historias, la verdad es que en el Mallorca presumimos de buen ojo para los fichajes, pero en la mayoría de casas, el tiro nos ha salido por la culata...

www.rcdm.es dijo...
24 de julio de 2009, 13:08  

Xesc añoramos tus historias sobre el RCD Mallorca, ¿cuándo vas a volver a tomar las riendas del blog?

P.C dijo...
10 de septiembre de 2009, 22:30  

te propongo que cuentes la historia de un delnatero que paso de forma muy fugaz por la isla. Te acuerdas de Zakari Lambo?. Me parece que no llegó ni a fichar. Pero jugó un ciudad de palma uede ser?

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores