¿El peor partido?

Escrito el lunes, 27 de abril de 2009 ·

Tal y como decía en mi último post, hay partidos que uno recuerda por lo espectacular del juego y del resultado y hay otros partidos que se te quedan marcados por todo lo contrario. Uno de esos partidos es este que hoy traigo al recuerdo. Corría la calamitosa temporada 1994/1995, Nando Pons había sustituído ya a Jaume Bauça en el banquillo del Mallorca pero la situación iba de mal en peor, el Mallorca había iniciado la temporada con opciones de luchar por el ascenso y no se estaban cumpliendo las previsiones. Ni mucho menos.Tras doce partidos jugados el Mallorca había perdido ya cuatro y, aunque solo estaba a cuatro puntos del líder, a tres del ascenso directo y a uno de los puestos de promoción de ascenso, el tufillo que dejaba el equipo era de debilidad y de un juego lamentable que no había por donde cojerlo.

El 4 de diciembre de 1994 el Mallorca, en el tercer de partido de Nando Pons en el banquillo, décimotercero de liga, visitaba El Madrigal para enfrentarse a un Villarreal que era mucho más peligroso como visitante que como local. El submarino amarillo se encontraba con un punto menos que el Mallorca, pero hacía más de siete meses que no ganaba en su campo. Parecía un campo y un partido propicio para iniciar la escalada. Así que, ante las cámaras de Canal 9 que retransmitió el partido en directo, Nando Pons mandó al campo a defender los intereses del Mallorca a Prats, Julián Ronda, Pedraza, Raúl, Mino, Óscar, Bogdanovic, Ángel Luis, Chichi Soler, Milojevic y Vidal. En el minuto 53 Juan Carlos Eres sustituyó a Julián Ronda y en el 65 Edu Arnau a Óscar. Ni siquiera el pésimo árbitro que era José Japón Sevilla sirve como excusa del ridículo y del partido nefasto que nos brindaron ese día los jugadores del Mallorca. El Villarreal, en un campo que comparado al que vemos hoy en día en El Madrigal, era como un sembrado de patatas y, que como ya he dicho, no ganaba en su campo desde el 10 de abril, nos venció con total justicia y un resultado corto. El partido se decidió merced a un gol del defensa local Camarasa al empalmar un disparo desde más de 30 metros en el minuto 50. El Mallorca pudo haber empatado en las dos únicas ocasiones que tuvimos por parte de Milojevic y Vidal, pero nada, el juego invitaba a apagar la tele más que a otra cosa. Lo peor de todo es que el Villarreal era un equipo muy limitado en todo, cuyas figuras eran dos jugadores como García Pitarch y Jordi Vinyals, en la decadencia ya de sus carreras.

Desde luego esa fue una de las noches en que me fui a la cama sin cenar, cabreado con el mundo. Digamos que antes me afectaban bastante más las derrotas que hoy en día.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores