Vlada Stosic

Escrito el miércoles, 29 de abril de 2009 ·

Los jugadores balcánicos siempre han sido una constante en la historia del Mallorca, desde los pioneros, Peles y Kustudic, hasta el útlimo, Jankovic, casi siempre se ha dicho que eran jugadores de fácil aclimatación y de rendimiento seguro e instantaneo. Bueno, como en toda generalización, estas afirmaciones tienen mucho de discutible. Sin embargo nuestro protagonista de hoy sí consiguió triunfar en apenas una temporada y media en el Mallorca.

Vlada Stosic era un jugador yugoslavo nacido el 31 de enero de 1965 en Urane. Criado en la cantera del Estrella Roja, llegó a saborear las mieles del primer equipo en un único partido de la temporada 1984/1985 y en 3 de la temporada 1985/1986. Visto que su carrera parecía necesitar de nuevos estímulos para seguir desarrollándose (o vete a saber porqué, yo no he conseguido averiguarlo) la temporada 1986/1987 es cedido por el Estrella Roja al equipo australiano Footscary JUST, club fundado por emigrantes yugoslavos en Melbourne, que, en esa temporada, entrenado por el mítico ex-jugador y ex-entrenador del Estrella Roja, Dragoslav Sekularac, llegó a la final de la Sothern Conference (¿?). En las antípodas Stosic jugó 25 partidos y anotó 3 goles. Al finalizar la temporada debía volver a Belgrado y, otra vez, se encontró sin sitio en la primera plantilla, así que fue cedido nuevamente, esta vez al Rad de Belgrado, donde sólo consiguió jugar 5 partidos. A mitad de temporada Stosic decidió cambiar de aires y cambió el lugar de préstamo, esta vez se fue al Radnicki Nis, un equipo que venía cuesta abajo después de haber disputado la Copa de la UEFA en varias ocasiones a inicio de los años 80. Y, sin embargo, ¡bingo! La media temporada perfecta, disputando su primeros partidos como titular indiscutible en la liga yugoslava, acumulando al final de la misma 16 partidos y 6 goles. Por fin Vlada Stosic consiguió hacerse un sitio en el Estrella Roja de Belgrado. Aunque ni mucho menos de titular indiscutible, eso era muy difícil en el mejor Estrella Roja de la historia. Entre 1988 y 1992 disputó 101 partidos anotando 12 goles. También fue en esa época, concretamente el 12 de septiembre de 1990 cuando Vlada Stosic jugó su único partido con la selección absoluta yugoslava contra Irlanda del Norte en un partido que ganaron los balcánicos por 0-2, su debut se produjo en el minuto 89, momento en que entró sustituyendo a Stojkovic.

El 29 de mayo de 1991 en el estadio San Nicola de Bari, Stosic jugó la final de la Copa de Europa con el Estrella Roja de Belgrado contra el Olimpique de Marsella. Final que ganaron los yugoslavos en la tanda de penaltis tras haber terminado el partido con el empate a cero inicial, entró en el minuto 84 sustituyendo a Savicevic y no tiró ninguno de los penaltis de la tanda. El 8 de diciembre de 1991 disputó, como titular, la final de la Copa Intercontinental contra el Colo Colo chileno al que derrotaron por 3-0 a pesar de quedarse con diez jugadores en la primera parte por la expulsión de Savicevic.

El Mallorca de la temporada 1991/1992 iba de mal en peor. Lo único de lo que no se dudaba era del entrenador Serra Ferrer. El Presidente Miquel Contestí había dejado el club tras un empate a cero en Burgos en la jornada 15 y se había hecho cargo de la presidencia el doctor Pau Llabrés. Una de las primeras medidas de Llabrés fue autorizar el fichaje de los yugoslavos Stosic (ganándole la partida al Español que también le iba detrás) y Milojevic. Aún así, era tanto el prestigio y el peso de Contestí que debió avalar personalmente los fichajes para que los bancos aceptaran esta operación. El Estrella Roja pidió 100 millones de pesetas por dejar libre a su jugador, cantidad que parecía desorbitada para el Mallorca que, en esos momentos también tenía en su cartera de futuribles al rumano Popa, al argentino Visconti y al brasileño Sorato y que acabó pagando algo más de 80 millones por el centrocampista. Cualquier cosa con tal de salvarse. Fue presentado el 29 de enero de 1992 en la sala de prensa del Lluís Sitjar y debutó el 2 de febrero de 1992 con la camiseta del Mallorca, en un partido que ganamos por 2-1 en el último minuto merced a un gol de Hassan Nadir al Oviedo. Stosic, a pesar de ser centrocampista, anotó su primer gol como mallorquinista en ese mismo partido, a los 8 minutos de haber debutado, lo que se dice llegar y besar el santo. La temporada de su debut disputó 20 partidos y anotó 2 goles, pero su contribución no fue suficiente para salvar al Mallorca del descenso a Segunda División. Así pues las dos siguientes temporadas jugó con el Mallorca en Segunda División (si había jugado en Australia, poco debía importarle jugar en la segunda liga española) y se convirtió en el mejor jugador mallorquinista en ambas temporadas, descubriéndose como un todocampista que tanto robaba como creaba y, encima, tenía muy buena llegada al área y un buen disparo desde la media distancia. En total visitó en 95 ocasiones la camiseta bermellona anotando 27 goles.

En el verano de 1994, al finalizar su contrato con el Mallorca, aunque el equipo barralet intentó renovarle a la baja (no había ni un duro, como casi siempre), dejó la isla para enrolarse en las filas del Real Betis, donde jugó 3 temporadas disputando 72 partidos en los que consiguió anotar 7 goles. Al abandonar el Betis probó a cruzar el charco para disputar la liga Mexicana, enrolado en las filas del Atlante disputó 16 partidos anotando 2 goles. Una vez terminada la temporada volvió a Europa para fichar por los portugueses del Vitoria de Setúbal en 1997, jugando 16 partidos sin anotar gol en la temporada 1997/1998 y no llegando a debutar en la temporada siguiente, 1998/1999, que fue la última suya como profesional.

Al dejar el fútbol profesional pasó a formar parte de la secretaría técnica del Betis con Serra Ferrer como entrenador.

1 comentarios:

Gontxo dijo...
29 de abril de 2009, 1:27  

Vlada Stosic, lo tenía en mente para futuros retrovisores pero ni tan siquiera había buscado tanta información, y mucho menos sabía que se fuese a jugar a la Liga Australiana. Si que conocía que era suplente, pero solía tener minutos de ese Estrella Roja campeón del 91 (un autentico equipazo).

Lastima que el Mallorca no dispusiese de más recursos porque en el Betis lo hizo bien, y era un centrocampista trabajador y con gol.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores