Paco Sanz sí tenía camisetas del Mallorca

Escrito el lunes, 20 de abril de 2009 ·

Este post es para los mal pensados que se creían que a Paco Sanz Durán no le hicieron camisetas del Mallorca con el número y el nombre en la espalda. Sí que le hicieron, la número 6 era la suya las dos primeras temporadas y luego pasó a llevar la número 17 en su última temporada en el Mallorca. Eso sí, con la de manga corta bastó, y tuvo la ocasión de ponérsela en dos ocasiones. La primera un miércoles 8 de octubre de 1997 en partido de Copa del Rey contra el Sóller de Segunda B, un partido en el que, aunque se disputó en el Lluís Sitjar, el Mallorca actuaba como visitante. Bajo la atenta mirada del árbitro canario Rodríguez Martel, el Mallorca de Héctor Cúper alineó ese día a Kike, Paco Sanz, Barbero, Iván Campo, David, Chichi Soler, Pep Lluís Martí, Palinha, Maldonado, Monchu y Gálvez. Tras el descanso Mena sustituyó a Paco Sanz (con esto queda todo dicho) y Valerón a Maldonado (otro zurdito del filial procedente de la cantera del Betis que, al parecer, también quedó marcado por ese partido), en el minuto 67 Amato a Palinha lesionado. La gran proeza de Paco Sanz fue cometer un penalti en el minuto 10 que se encargo el jugador del Soller Juan Samper de transformarlo en el 1-0. Empató para el Mallorca Gálvez en el minuto 31. Apenas éramos 4.000 espectadores los que nos dimos cita esa noche en el Lluís Sitjar y los que pudimos observar que Paco Sanz sí tenía dorsal en su camiseta.

Su segunda y última aparición fue el 7 de mayo de 2000, cuando en el campo del Sevilla disputó sus únicos 3 minutos en liga con la camiseta número 17 del Mallorca, en esa fecha Fernando Vázquez decidió que sustituyera a Engonga cuando el partido, histórico para el Mallorca por ser su mayor goleada fuera de casa en Primera División de la historia, estaba ya más que decidido con cero a tres a favor. Sin embargo aún tuvo tiempo de celebrar el 0-4 de Carlitos sobre el terreno de juego y correr a abrazarlo como si le hubiera dado él mismo la asistencia.

1 comentarios:

Gontxo dijo...
20 de abril de 2009, 0:27  

Hombre, la anecdota de salir en Copa y hacer un penalty contra un Segunda B es muy recordada... que gran futbolista del que disfrutamos aquí, desde luego.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores