Ganando bajo la lluvia

Escrito el martes, 21 de abril de 2009 ·

Cuando un mallorquinista piensa en un partido de lluvia se le viene enseguida a la cabeza el partido contra el Córdoba de la temporada 1980/1981 que acabó con una sonora goleada por 5-0, o el partido contra el Real Madrid de la temporada 1986/1987 con el recordado gol de Magdaleno a pase de Trobiani o, más recientemente, otro partido contra el Real Madrid en la temporada 2005/2006 cuando Pisculichi de penalti y Arango remontaron el gol inicial merengue de Sergio Ramos y provocaron la dimisión de Florentino Pérez. Sin embargo yo estaba pensando en otro partido, en uno disputado en una noche de perros del penúltimo día del año 1989.

El sábado 30 de diciembre de 1989 había amanecido muy lluvioso en Palma y así se mantuvo hasta las 17 horas en que estaba fijado el inicio del partido que debía enfrentar en el Lluís Sitjar al Mallorca y al Athletic Club de Bilbao. Justo el mismo día que Brito Arceo, horas mas tarde, la lio en un Barça-Sevilla (3-4) en el Nou Camp. Serra Ferrer, que mantenía a su equipo en una cómoda novena posición en Primera División dispuso que, ante 14.000 intrépidos mallorquinistas, se midieran a los vascos los siguientes jugadores: Ezaki, Sala, Fradera, Vulic, García Cortés, Sánchez Clemente, Parra, Nadal, Calderón, Claudio y Álvaro. Pedraza sustituyó al lesionado Vulic a los 20 minutos y Guillermo entró en el minuto 51 sustituyendo a Sánchez Clemente. El partido, mal dirigido por el catalán Vico Díaz, quedó marcado por la expulsión de Patxi Rípodas en el minuto 31. El partido, debido a la pertinaz lluvia que caía tuvo que disputarse bajo luz artificial desde el primer minuto y el campo, conforme iban pasando los minutos, se convertía en ese rectángulo de barro que todos los que vimos algún partido en el Lluís Sitjar tan bien conocemos, y eso que lo habían resembrado la semana anterior. Del dominio del Mallorca es prueba que botara 14 córners por tan solo 2 los visitantes. De este partido recuerdo que el Athletic se atrincheró en su área tras la expulsión y recuerdo centros del Mallorca al área constantes, balones muertos en el área que no eran rematados por nuestros delanteros, a Andrinúa salvando dos goles bajo la línea de gol y lluvia, mucha lluvia. El gol de la victoria no llegó hasta el minuto 79, cuando más estaba acosando el Mallorca el meta rival y más arreciaba la lluvia Claudio dejó un balón a Calderón en la frontal del área que el gaditano incrustó en la escuadra del gol sur defendida por Biurrun. En el minuto 85 Serra Ferrer fue expulsado por indicación de uno de los jueces de linea.

Desde luego, el búlgaro Peter Kurdov, fichado esa misma semana para paliar la sequía goleadora del Mallorca iba a tener mucho trabajo de allí a final de temporada. Pero, como tantas veces ha sucedido en la historia del Mallorca el trabajo de Peter Kurdov se quedó en eso, buenas intenciones y grandes expectativas a su llegada. Jugó 7 partidos y solo anotó 1 gol.

1 comentarios:

luis dijo...
9 de julio de 2009, 16:30  

Joder, recuerdo aquel partido, aquel golazo de Calderón desde la frontal, bajo la lluvia, los pañuelos y los gritos de "torero, torero". Y, como no, el debut de uno de los mayores paquetes que han vestido nuestra camiseta: Peter Kurdov. Lo único que hizo ese día fue rematar un balón con la mano y recibir la pertinente amarilla.

Publicar un comentario

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores