El primer partido europeo

Escrito el martes, 7 de abril de 2009 ·

El jueves 17 de septiembre de 1998 es una fecha que perdurará para siempre en la memoria colectiva de todos los aficionados del Mallorca. Tras ochenta y dos años (y medio) de vida el Mallorca disputó esa noche el primer partido de competición europea de su historia, convirtiéndose en el vigésimo primer equipo español que lo hacía. Cerca había estado en la temporada 1986/1987 de clasificarse para disputar la UEFA, también estuvo a punto en la temporada 1990/1991, pero perdió la final de Copa del Rey contra el Atlético de Madrid en la prórroga que lo hubiera posibilitado. Por fin, a pesar de perder la final de Copa del Rey contra el Barcelona el 29 de abril de 1998, se clasificó para disputar la Recopa por su condición de finalista ya que el equipo culé había ganado la liga y, con ello, el derecho a disputar la Champions League.

El histórico rival de ese día fue el conjunto escocés del Hearts of Midlothian, equipo que poseía cinco títulos de liga y cinco de copa y 104 años de historia. Para ese primer partido en Tinecastle Park, ante 17.000 enfervorizados espectadores y retransmitido por el Canal 33, Héctor Cúper no podría contar con Ariel Ibagaza lesionado el domingo anterior frente al Espanyol, así que a las 21 horas saltaron al campo por parte bermellona, aunque ese día vistieran con camiseta blanca y pantalón negro: Roa, Olaizola, Marcelino, Siviero, Miquel Soler, Engonga, Lauren, Stankovic, Arpón, DaniAriel López. Carlitos sustituyó a Ariel López (min.70), Carreras a Stankovic (min.84) y Fernando Niño a Arpón (min.85). El colegiado del partido, el italiano Alfredo Trentalange, dirigió el partido sin mayores problemas y mostró cartulinas amarillas a Marcelino y a Stankovic. El primer gol europeo de la historia del Mallorca lo anotó Marcelino Elena Sierra tras golpearle en el pecho el balón despejado por el portero local en un córner servido por Jovan Stankovic en el minuto 17 de la primera parte.

Solo durante los primeros minutos de cada una de las dos partes los locales pusieron en aprietos la portería de una muy segura defensa liderada por Carlos Roa. Poco a poco la superioridad técnica de los baleares se fue imponiendo en el terreno de juego. La ocasión más clara para los escoceses llegó en el minuto 31 cuando Roa debió neutralizar un disparo desde dentro del área de Hamilton. La segunda parte fue un continuo querer y no poder de los jugadores del Hearts, no dando los hombres de Cúper con la tecla adecuada para montar el contragolpe que sentenciara definitivamente la eliminatoria en el partido de ida.

En la vuelta, a pesar del fallo de César Gálvez en el gol visitante, el Mallorca empató a uno en el Lluís Sitjar y consiguió superar la eliminatoria con más apuros de los previstos. Luego caerían el Genk, el Varteks y el Chelsea, perdiendo solo en la final contra la SS Lazio.

1 comentarios:

blogmallorquinista dijo...
7 de abril de 2009, 18:27  

Que gran noche aquella, desde aquel momento le cogí cierto cariño al Hearts...

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores