Atraco a las cinco en Balaídos

Escrito el miércoles, 18 de marzo de 2009 ·

Javier Turienzo Álvarez es un árbitro vizcaíno de nacimiento pero que pertenece al colegio castellano-leonés, había debutado en Primera División la temporada anterior en un Zaragoza - 4 Oviedo - 0. Esa misma temporada había pitado, por ejemplo, el histórico FC Barcelona - 0 Mallorca - 3. Así pues la temporada 2000/2001 era su segunda temporada en la élite. Él era el árbitro designado para pitar el partido de la jornada nº 15 que iban a disputar el domingo 17 de diciembre de 2000 en Balaídos el Real Club Celta y el Mallorca.

El Mallorca llegaba a ese choque con una sola derrota en los últimos once partidos ligueros jugados, es decir, con la moral por las nubes. Ese día Luis Aragonés alineó a Leo Franco, Armando, Olaizola, Nadal, Miquel Soler, Finidi, Engonga, Marcos, Stankovic, Ibagaza y Luque. Eto'o, Novo y Chichi Soler entraron durante la segunda parte.


El colegiado se erigió en el protagonista del partido, completando uno de los arbitrajes más nefastos que se recuerdan en la era moderna del Mallorca. Empezó el partido con un gol legal de Catanha para el Celta en el minuto 13. En el minuto 22 empató Ibagaza para el Mallorca. Y, a partir de ese momento, el robo. En el minuto 27 Luque remata, en el segundo palo, un centro de Stankovic y el árbitro asistente indica un dudoso fuera de juego anulando el gol.  En el minuto 32 Finidi se queda solo ante Pinto y lo bate, pero de nuevo Turienzo a instancias de su auxiliar anula el gol por otro fuera de juego inexistente según delatan las imágenes de televisión. En el minuto 42 Stankovic ejecuta una falta peligrosa y el balón toca en la mano derecha extendida de Catanha y llega mansamente a Pinto, el árbitro se desentiende totalmente de la jugada sin sancionar el clamoroso penalti. Con empate a uno se llega al descanso. En la segunda parte, más de lo mismo. En el minuto 77, en un saque de esquina ejecutado desde la izquierda del ataque vigués, Cáceres hace falta a Ibagaza en el salto, derribándolo, el balón queda muerto en el área y Djorovic lo aprovecha para marcar el 2-1 ante la anuencia de Turienzo Álvarez. No contento aún con su actuación nefasta contra el Mallorca en el minuto 80 anula otro gol legal, esta vez al mallorquinista Armando, que había marcado de un espléndido testarazo, expulsándolo a continuación por doble amonestación. Aun jugando con uno menos y con tanta desgracia encima el Mallorca no se amilanó y Javier Olaizola, en el minuto 89, anotó el tanto del empate definitivo (su primer y único gol en partido oficial con la camiseta del Mallorca). Tras mirar varias veces al colegiado para cerciorarse de que no lo había anulado, los jugadores del Mallorca lo celebraron enormemente. ¡No lo había anulado!

1 comentarios:

Gontxo dijo...
18 de marzo de 2009, 4:58  

jajaja!!! Recuerdo ese partido y la celebración con Olaizola. Fue un punto de garra, por el cabreo que causó el arbitro que llegó hasta el desquiciamiento colectivo. Y fue Olaizola el que con todo el equipo volcado, logró el empate a dos.

De ese equipo, habría que detenerse en Armando, que anotó gol, se lo anularon y fue expulsado el pobre. Vino al Mallorca con importantes expectativas, procedente del Depor y creo que llegóa ser internacional en un par de ocasiones, pero en el Mallorca no acabó rindiendo como se esperaba, precisamente cerrado el hueco del lateral derecho por Olaizola.

Esa plantilla del MAllorca hizo un temporadón, contaba con Finidi en gran forma, con Novo que empezaba a irrumpir con fuerza, Luque y Etoo que era una delantera magnifica, Nadal y Miquel Soler, con edades avanzadas pero como en sus mejores tiempos... un gran equipo.

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores