Jornada de juveniles

Escrito el viernes, 27 de marzo de 2009 ·

El 9 de septiembre de 1984 se produjo la primera huelga de jugadores profesionales de la historia del fútbol español, aunque ya en 1982 se había convocado una jornada que fue finalmente desconvocada en el último momento (y aquí tengo otra historia en el tintero). La AFE, presidida por el ex-jugador del Mallorca Juan José Iriarte, convocó el 3 de septiembre una jornada de huelga para la segunda jornada de liga de la temporada 1984/1985. A la protesta se unieron también algunos jugadores aficionados y juveniles, aunque fueron mayoría de ellos los que formaron los equipos que saltaron al campo ese domingo, con lo que la jornada resulto un show total, ya que algunos profesionales no secundaron finalmente la huelga y jugaron con sus equipos.


El Mallorca recibía en el Lluís Sitjar al Granada y lo derrotó por 5-0. El Mallorca de Manolo Villanova formó con Villalvilla, Sans, Salas, Doro, Cazorla, Salvuri, Crespí, Bonet, Tolo Ferrer, Higuera y Bonnín. Molina sustituyó a Bonnín en el minuto 58 y Piñar a Higuera en el minuto 76. 8.000 espectadores, pese a que el precio de las entradas se habían reducido en un cincuenta por ciento, dejaron una taquilla de 150.000 pesetas. Arbitró sin ningún problema el valenciano Nicolau. Al final del partido se oyeron gritos dirigido al palco para "que no vuelvan" los profesionales. Los cinco goles se anotaron en la primera parte. El 1-0 Pep Bonet en el minuto 7, el 2-0 Crespí en el minuto 24, el 3-0 Cazorla en el minuto 31, el 4-0 de nuevo Pep Bonet en el mintuo 33 y el 5-0 definitivo Tolo Ferrer en el minuto 34. Nada pudo hacer el Granada para parar la avalancha de juego de los jugadores del filial y algún juvenil del Mallorca. La junta directiva presidida por Miquel Contestí, como medida de presión, prohibió la entrada de los profesionales a los vestuarios del Lluís Sitjar el día siguiente, con lo que no hubo entreno. Ese mismo día el Mallorca At. vencio por 2-5 en el campo del Ferrerias en partido correspondiente a la segunda jornada del grupo XI de Tercera División. De los jugadores que saltaron al Lluís Sitjar esa tarde, Paco Higuera fue el que hizo más camino, llegando a ser internacional con la Selección Española y jugar en Primera División con el Mallorca y el Real Zaragoza; Pep Bonet, Manolo Molina (luego también jugó en el Murcia en Primera) y Pep Crespí llegaron a jugar en Primera División con el Mallorca; Jacinto Villalvilla también conoció la máxima categoría en las filas del Rayo Vallecano.

El domingo siguiente fue suspendido el fútbol desde Primera División hasta Segunda B al no haberse alcanzado un acuerdo en la guerra AFE/LFP (el Mallorca At. venció 1-0 al Margaritense) y la LFP autorizó a los clubs para que suspendieran los contratos de sus jugadores huelguistas, lo que produjo una reacción inmediata de la AFE ante esta amenaza. Al final durante la semana posterior a las suspensión se sucedieron las tensas reuniones. En la jornada europea del miércoles siguiente los equipos españoles jugaron ya con sus jugadores profesionales, la huelga había sido desconvocada esa misma mañana tras 13 horas de maratoniana reunión entre la AFE y la LFP. En total fueron 13 días de huelga que pasaron a la historia del fútbol español.

3 comentarios:

Teix dijo...
27 de marzo de 2009, 23:18  

Recuerdo que Higueras jugo este partido porque estaba haciendo la mili y no podia hacer huelga.
Tras este partido, Pep Bonet ya no volveria al filial y se quedaria como jugador del primer equipo a todos los efectos.

miguelbuke dijo...
28 de marzo de 2009, 13:51  

Que jornada más bizarra... me recuerda al argumento de la película "Equipo a la fuerza".

Por cierto, en el post anterior comentabas que al Partizán le apodan "Cigani", esto quiere decir: Gitanos (zíngaros).

blogmallorquinista dijo...
29 de marzo de 2009, 18:12  

Hola de nuevo xesc. Te dejo la dirección de mi blog, por si quieres ponerme en favoritos y te interesa pasarte de vez en cuando:

www.blogmallorquinista.wordpress.com

Publicar un comentario en la entrada

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores