La Copa del Rey de 1987

Escrito el jueves, 12 de marzo de 2009 ·

La Copa del Rey de esa temporada resultó un éxito total para el mallorquinismo. Por primera y única vez en la historia el Mallorca y el Mallorca At. llegaron juntos hasta la eliminatoria de cuartos de final, en la que ambos fueron derrotados.

Sorprendente fue la trayectoria del Mallorca At., dirigido por Crispi (aunque durante la temporada se cambió de técnico varias veces y los últimos partidos los dirigía el preparador físico Pau Albertí), en esta competición. Empezó su andadura en la segunda eliminatoria, en la que debía medirse a partido único con el Poblense, equipo de Segunda B como el filial mallorquinista, en el Lluís Sitjar el 1 de octubre de 1986, cosechando un empate a tres, con 2 goles de Doro y 1 de Redondo, ante poco más de 300 espectadores (entre los que no me encontraba yo) que obligó a resolver la eliminatoria en una tanda de penaltis que acabó sonriendo a los mallorquinistas por 4-3. En la tercera ronda copera el sorteo nos deparó un enfrentamiento, a partido único también, contra el Málaga que esa temporada militaba en Segunda División. El partido, disputado el 22 de octubre de 1986 nuevamente en el Lluís Sitjar, terminó en tablas, 1-1 con gol de Salas, ante poco más de 300 personas, así que de nuevo los penaltis determinaron que el Mallorca At. superara la eliminatoria (5-4 para los locales). El rival en la cuarta eliminatoria, también a partido único, fue el San Sebastián C.F., filial de la Real Sociedad, que militaba en Segunda B, el 6 de noviembre de 1986. Ante poco más de 800 espectadores en el Lluís Sitjar se vivió uno de esos partidos épicos. Se adelantó el Sanse con dos goles que parecían sentenciar la eliminatoria, pero en el minuto 78 Tomás y en el 89 Aleñá consiguieron empatar el partido y llevarlo a la prórroga, en la que Manolo Molina en el minuto 115 condujo al Mallorca At. a la siguiente ronda copera.

Llegó así el Mallorca At. a la ronda de octavos de final y, como quiera que antes los sorteos sí eran puros y no tan manipulados como ahora, tuvo la suerte de que le tocara enfrentarse al rival más débil de todos, el Eldense de Segunda B. Las eliminatorias, a partir de ese momento, eran ya a doble vuelta. El 28 de enero de 1987 el Lluís Sitjar se engalanó (es un decir pues no había más de 400 espectadores en las gradas) para recibir al Eldense. El Mallorca At., pese al penoso arbitraje del catalán Casas Bascuñana (favorable al equipo filial ya que dejó a los visitantes con 6 jugadores), derrotó por 3-1 a los de Elda, dando un gran paso para llegar a los cuartos de final. Se adelantó el Eldense (que contaba con una vieja figura nuestra como Orellana en sus filas) en la primera parte, pero Nadal, Molina y Salas voltearon el marcador en la segunda. El partido de vuelta se disputó 11 de febrero de 1987 en el Municipal de Elda ante 7.000 espectadores y en noche lluviosa, mientras el Mallorca estaba dando buena cuenta del Real Zaragoza en el Lluís Sitjar. El Mallorca At. cayó derrotado por 1-0, pero se clasificó para los cuartos.

En cuartos de final el rival ya tenía que ser de aupa. Y lo fue. El sorteo emparejó al segundo equipo mallorquinista con la Real Sociedad, de Primera División. El partido de ida se disputó en el Lluís Sitjar el 25 de febrero de 1987, el mismo día que el colegiado Guruceta Muro perdía la vida en un accidente de coche. Ese día el Mallorca At. alineó a Villalvilla, Fortunato, Salas, Pastor, Doro, Obrador, Tomás, Nadal, Aleñá, Bonnín y Molina. También jugó Soria. La Real Sociedad no se guardó nada para la vuelta y alineó a Arconada, Bakero, López Rekarte, Larrañaga, Górriz, Gajate, Mújica, A. Beguiristain, Loren, Zamora y M. Beguiristain. No realizó ningún cambio. El árbitro fue el catalán Crespo Aurré que tuvo una buena actuación aunque acabó lesionado el partido. El encuentro, a pesar de que fue bastante movido, terminó con el resultado inicial de empate a cero y lo único que desentonó fue el lamentable estado del césped del Lluís Sitjar.


El partido de vuelta se disputó el 11 de marzo de 1987. Y en él, el Mallorca At. cayó de forma estrepitosa por 10-1 en el viejo campo de Atocha. La alineación del Mallorca At. esa noche estuvo formada por Villalvilla, Soria, Pastor, Doro, Salas, Fortunato, Nadal, Bonnín, Tomás, Molina y Obrador. También jugaron Ramis y Salvuri. Nada pudo hacer el filial mallorquinista para parar la avalancha de goles txuri-urdin. Gorriz (2), Bakero II (2), Txiqui Beguiristain (2), Loren (2), Zamora y Mújica batieron la portería mallorquina. El gol del honor lo anotó Molina para el Mallorca At. en el minuto 89 y supuso el 10-1 definitivo. Y las crónicas indican que el resultado aún pudo haber sido más escandaloso.

2 comentarios:

Miguelbuke dijo...
12 de marzo de 2009, 12:32  

Grandes historias las que nos cuentas.

O bien tienes muy buena memória y un gran espíritu de coleccionista, o bien (supongo que por trabajo) tienes acceso a Hemerotecas privadas. En cualquier caso, enhorabuena.
Solo un apunte, ¿Cuál fué el resultado de la ida? Creo que no lo comentas en ningún momento..

Un saludo de parte mía y de todo el equipo de RCDM.

P.D. Aunque no veas muchos comentarios en tus entradas, no te preocupes, a buen seguro te lee mucha gente.

Xesc dijo...
12 de marzo de 2009, 14:37  

Ya está puesto el resultado. Gracias por el apunte, no me había dado cuenta que faltaba.

Publicar un comentario

Contacto

Twitter: @soydelmallorca

Email: soy_del_mallorca@hotmail.com

¿Me ayudas?

Busco nombres completos, fechas de nacimiento, lugares de nacimiento (y en su caso de fallecimiento) de jugadores que hayan jugado en el Mallorca entre 1916 y 1959; o entre 1975 y 1980.


¿Tienes algún listado antiguo? ¿Eres algún ex-jugador? ¿Eres familiar o conocido de alguno? Puedes contactarme por cualquiera de los métodos antes descritos.


Estado de la búsqueda a 26/12/2013: 702 de 1024 completados.

Sobre esto

NO PUEDO ASEGURAR UN RITMO CONSTANTE DE ESCRITURA, HAGO LO QUE PUEDO CUANDO PUEDO. PACIENCIA. SALUD.


Hay cosas que intento olvidar pero no puedo. Mi memoria me persigue. Soy seguidor del Real Club Deportivo Mallorca desde el año 1980. Soy tan idiota que soy capaz de recordar goles, alineaciones, partidos y anécdotas varias de todos estos años. Mi novia dice que si hicieran un concurso sobre la historia y anécdotas del Mallorca lo ganaría sin ninguna duda. Pero yo creo que hay gente que sabe mucho más que yo. Y, además, soy tan tonto que mi única pena es no haber visto jugar a mi equipo en la mítica campaña de Tercera División. Yo me incorporé en Segunda B, aunque de niño recuerdo haber visto mi primer partido en el Lluís Sitjar el 26 de mayo de 1974, un famoso (¿solo para mí?) Mallorca - 1 Burgos - 0 de la última jornada de esa temporada en el que nos jugábamos salvarnos de la promoción de descenso a Tercera Divisón. Aunque tengo buena memoria, para algunas fechas y datos tengo que tirar de hemeroteca. Espero que disfrutéis conmigo de este viaje por mi historia ...

¿Un partido memorable?

Nick Hornby, en su libro "Fiebre en las gradas", radiografió perfectamente los 7 ingredientes que un partido de fútbol puede tener para que pase a tener la consideración de memorable y pase a engrosar la lista de partidos que se recuerdan para siempre. Puede aparecer un solo ingrediente o varios juntos.
1. Goles. Tantos como sea posible que uno recuerda mejor un 7-1 que un 1-0.
2. Lamentables errores arbitrales. Y mejor que mi equipo sea la víctima de los mismos, le da más dramatismo.
3. Un público bullicioso. Por ejemplo, el calor de la grada al remontar un 0-2 es algo incomensurable.
4. Condiciones meteorológicas adversas. El barro, la lluvia, el frío extremo hacen los partidos más heróicos.
5. Que el rival falle un penalti. Y si es decisivo, mejor.
6. Que un jugador contrario sea expulsado. Siempre que no sea demasiado pronto, porque esas deslucen el partido.
7. Algún tipo de incidente desgraciado. Y aquí entramos en un resbaladizo terreno moral.

Entradas Recientes

Seguidores